La presión de sedimentos en la corteza terrestre es el origen de los 143 seísmos registrados en Jaén este mes

La presión de los sedimentos sobre la corteza terrestre produce pequeñas fracturas que pueden ser el origen de los 143 movimientos sísmicos registrados en la provincia de Jaén desde el pasado día 7, explicó ayer el director de la Red Sísmica del Instituto Geográfico Nacional (IGN), Emilio Carreño. Pese a que Andalucía es una región de "máxima peligrosidad sísmica" en la Península, Jaén no lo es especialmente y en los lugares donde se concentran los seísmos -entre los municipios de Sabiote y Torreperogil- "hay poca sismicidad registrada y no es corriente".

En todo el año 2011, el IGN tiene contabilizadas dos series de movimientos sísmicos en la provincia jienense, una en torno a Baeza -entre mayo y diciembre- y cerca al embalse de Arquillo -entre abril y junio-. Según el responsable de la Red Sísmica nacional, en España ocurren "de vez en cuando" este tipo de fenómenos, que no son anómalos, pero lo que distingue los últimos movimientos es que han sido sentidos por la población y no solo por la instrumentación del IGN.

En la provincia de Jaén, añadió Carreño, no existen grandes estructuras geológicas o fallas que expliquen los pequeños seísmos de estos días, por lo que pueden ser "los propios sedimentos de la zona del Guadalquivir que estén presionando sobre la corteza y estén ocasionando pequeñas fracturas". En distintos puntos de la Península Ibérica se producen a lo largo del año "series grandes de seísmos, incluso más de 200, porque la red sísmica es muy completa y la instrumentación es cada vez más precisa y en lugares donde antes nunca se registraba nada ahora sí; son terremotos pequeñísimos".

Según Emilio Carreño, esta serie de Jaén es "muy interesante" desde el punto de vista científico, mientras que desde el punto de vista social hay que continuar con la vigilancia. Hace unos días, el IGN desplazó a Torreperogil una unidad móvil con una estación sísmica completa, que transmite los datos en tiempo real a su sede en Madrid.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios