Dos jóvenes con antecedentes son detenidos por 40 delitos desde enero

  • Los arrestados actuaron en Herrera, Marinaleda, Matarredonda, Estepa, Casariche, Badolatosa, La Roda y Pedrera · También delinquieron en Córdoba y Málaga

Comentarios 3

La Guardia Civil desveló ayer la detención el pasado 7 de junio en Puente Genil (Córdoba) de J. A.M.D., y M.P.V., ambos de 20 años, como supuestos autores de 16 robos con violencia e intimidación consumados y dos en grado de tentativa, una detención ilegal, 16 delitos de hurto de uso de vehículo a motor, cinco delitos de robo con fuerza en las cosas, un delito de lesiones, dos delitos contra la seguridad del tráfico y un delito de daños, cometidos desde el pasado mes de enero. Ambos fueron puestos a disposición del Juzgado de Puente Genil, que decretó su ingresó en prisión.

La Guardia Civil lleva más de dos años centrando sus actividades sobre un reducido grupo de vecinos de la calle Bailén de Puente Genil, "que vienen generando preocupación entre los propios vecinos", y donde ya se han practicado numerosas detenciones. De hecho, M.P.V. había sido arrestado en 23 ocasiones anteriores y a J.A.M.D. le constan otras quince.

Las primeras investigaciones, enmarcadas en la Operación Amedio, permitieron saber que los vehículos robados y que utilizaban los delincuentes para sus actividades, que previamente habían sido sustraídos en otras poblaciones, aparecían estacionados en las inmediaciones de la citada calle, donde residen los arrestados.

Con el avance de la investigación, la Guardia Civil pudo saber que en la comarca del Genil y en especial en las localidades cordobesas de Puente Genil, Aguilar de la Frontera, Lucena, Nueva Carteya, Moriles, Montalbán, Santaella y La Rambla; las sevillanas de Herrera, Estepa, Casariche, Badalatosa, La Roda de Andalucía, Marinaleda, Matarredonda y Pedrera; y las malagueñas de Campillos, Alameda, Sierra Yeguas y Fuente Piedra, se habían cometido robos con violencia e intimidación, en los que los perfiles de sus autores coincide con los dos ponteños detenidos.

Según el instituto armado, los detenidos, previamente a cometer los robos con intimidación, sustraían en Puente Genil un vehículo, que utilizaban para desplazarse a localidades cercanas de las provincias de Málaga, Sevilla y Córdoba, donde los abandonaban para sustraer otro vehículo, que era el que finalmente utilizaban para cometer los robos.

Tras seleccionar a una víctima, "preferentemente repartidores de pan o personas que caminan solas por la calle a altas horas de la madrugada, se abalanzaban sobre ella con gran violencia, sustrayéndoles el dinero y efectos que portaban". Para evitar ser descubiertos utilizaban pasamontañas y para intimidarlas armas blancas de grandes dimensiones.

"El desprecio hacia la víctima era tal que cuando abordaban a una víctima y no conseguían el botín deseado, la inmovilizaban y tras introducirla en el vehículo la trasladaban hasta un cajero y la obligaban a sacar dinero de la cuenta", añadió el instituto armado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios