La directora de la cárcel de Almería abrió las celdas por la Eurocopa

  • Dos funcionarios quedaron a cargo de 70 presos el día de la final en contra de las recomendaciones de la subdirección

Comentarios 1

La decisión de la directora del centro penitenciario almeriense de El Acebuche de permitir que los internos del módulo 2 tuvieran las puertas de sus celdas abiertas durante la celebración de la final de la Eurocopa de fútbol el pasado 27 de junio, dejó en dichas dependencias a un funcionario, ayudado por otra persona que se encontraba en prácticas, a cargo de más de 70 internos. De hecho, la responsable de la prisión almeriense llegó a contravenir las recomendaciones realizadas por la subdirectora de seguridad del centro, que pidió expresamente que se reforzaran las medidas de control durante la celebración de eventos deportivos.

Pese a que fuentes de la dirección de la cárcel aseguraron que se autorizó a tener las puertas abiertas en las celdas del denominado módulo de respeto, los funcionarios que prestan sus servicios en las instalaciones aseguraron que "se trata de internos que cumplen condena por delitos graves". Por si fuera poco "varios de ellos tienen antecedentes por agresiones realizadas a funcionarios de prisiones".

La decisión de la directora, Clotilde Berzosa, es calificada por los funcionarios como "incomprensible" y en un escrito dirigido a la Subdelegación del Gobierno y a la propia Dirección General de Instituciones Penitenciarias al que ha tenido acceso este periódico, hablan directamente de "negligencia".

El módulo 2 del centro penitenciario almeriense cuenta con 70 presos, todos de ellos penados, es decir, con condenas firmes por varios delitos. A todos ellos se les permitió, por decisión unilateral de la directora, permanecer toda la noche con las puertas de sus celdas abiertas mientras se disputaba el partido final de la Eurocopa de fútbol entre España y Alemania.

Ese módulo está conectado con el módulo 3, también de presos penados y que en esos momentos tenía un total de 90 internos. Los reos hubieran podido, según denunció Marcelino Menéndez, delegado provincial del sindicato Acaip "hacerse con el control total de la prisión en cualquier momento". Para más de mil presos en la cárcel almeriense sólo se alcanza una docena de funcionarios.

La intención de Acaip es "terminar en los tribunales con una denuncia por negligencia contra la directora de la cárcel porque es un hecho gravísimo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios