"Estoy deseando que vuelva Alaya y que llegue hasta el final"

  • Francisco Javier Guerrero, ex director de Trabajo, se considera un "chivo expiatorio" del escándalo

El ex director general de Trabajo y Seguridad Social de la Junta Francisco Javier Guerrero mostró ayer su deseo de que se recupere al juez Mercedes Alaya y vuelva a su investigación sobre el escándalo de los ERE fraudulentos. "Para mí ha sido la única garante de este proceso y estoy encantado de que vuelva, porque quiero que llegue hasta el final. Lo estoy deseando, es la única persona que me ha dejado explicarme y contar las cosas como las he vivido. Confío en doña Mercedes Alaya", aseguró Guerrero en una entrevista a la cadena local Giralda Televisión, la única que ha concedido desde su salida de prisión el 22 de octubre.

En la entrevista, el que fuera responsable de Trabajo entre 1999 y 2007 se considera un "chivo expiatorio" del PSOE y de la Junta para cargarle "todas las culpas" de lo sucedido, a pesar de que durante nueve años "le han estado dando palmaditas en la espalda y aplaudiendo sus actuaciones".

Guerrero afirma igualmente que no entiende por qué el ex presidente de la Junta Manuel Chaves negó que le conociera. "Conozco al señor Chaves desde mucho antes de que llegara a la Junta, fui uno de los miembros de un consejo asesor que tenía cuando aún yo no estaba en la política, acudía con él a las reuniones con el Sindicato de Obreros del Campo (SOC), alguna vez estuvo con su mujer en una finca de la familia de mi ex mujer y hemos comido migas y caldereta en El Pedroso. No he necesitado negar nunca que conozco al señor Chaves, al señor Griñán y a muchas personas de la política", aseveró.

El ex responsable de Trabajo indicó respecto a las ayudas que la juez tilda de fraudulentas que "todo el mundo sabía para qué era ese dinero y a quien iba destinado, no sé de qué se extraña nadie ahora".

Por último, indicó que su "error" ha podido ser guardar silencio. "Mi error ha sido no decir burradas de los demás, ni querer salvarme yo echando pestes contra otros. Ha podido ser el silencio, pero mi silencio lo manejo yo y lo administro como quiero".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios