Las autoridades optan por no buscar a los 20 desaparecidos de una patera

  • Ni España ni Marruecos emprenden las labores de salvamento para localizar a los inmigrantes que viajaban en una embarcación rescatada por un buque en el borde de las aguas jurisdiccionales

Comentarios 8

Un grupo de 25 inmigrantes fue encontrado por un buque de contenedores al suroeste de la isla de Alborán la tarde del lunes en una embarcación neumática semihundida, sin embargo, entre ellos faltaban ya muchos de sus compañeros de viaje. Sus testimonios, una vez que desembarcaron en Málaga, indican que cuando partieron de una playa -probablemente del norte de Marruecos, aunque ni ellos lo saben con seguridad- eran el doble de personas en la patera. Los cuerpos de los que fallecieron en los tres días y tres noches que pasaron a la deriva en el mar fueron poco a poco arrojados al agua. Y ahora nadie les busca. Aunque la Subdelegación del Gobierno en Málaga asegura que Salvamento Marítimo informó a las autoridades marroquíes de que la patera estaba en aguas de su país, Marruecos no movió ficha. Tampoco España. Todos esperan ahora que los cuerpos aparezcan en alguna playa.

Las fuentes consultadas en Salvamento Marítimo tampoco aseguran que ellos avisaran al Gobierno marroquí. "Hay demasiadas incógnitas y no merece la pena ir en su búsqueda porque no hay supervivientes", aseguraron en este organismo dependiente del Ministerio de Fomento. Ni se sabe de dónde partieron, ni cuál era su destino. Tampoco qué ruta llevaban. Fueron encontrados sobrepasadas en una milla las aguas jurisdiccionales de Marruecos. Casi en la frontera. En lo que va de año, al menos 50 inmigrantes han muerto al intentaban alcanzar costas andaluzas.

La tripulación del buque Isla de los Volcanes salvó la vida de los 25 que alcanzaron el puerto de Málaga en la medianoche del lunes. Cuando los encontraron, hasta 21 de ellos iban apretados en la proa de la patera casi hundida, pero otros cuatros estaban ya nadando. El rescate fue difícil, aunque algunos pudieron usar la escala para subir a bordo por sus propios medios, otros debieron ser ayudados a subir a los botes. "Vi como arrojaban a mi marido y a mis tres niños por la borda de la patera", gritó una de las supervivientes nada más llegar a tierra y ser atendida por Cruz Roja.

Probablemente nunca hubieran desembarcado en la costa española. El timón de la patera estaba atrancado para no perder el rumbo, pero estaba mal fijado. No estaba recto, sino inclinado hacia un lado, así que su trayectoria era circular, su viaje más largo y sus posibilidades de éxito, ínfimas. Según la Subdelegación del Gobierno en Málaga, de los 25 que sobrevivieron y que llegaron a bordo del Isla de los Volcanes, 20 eran hombres y cinco mujeres. Además, cinco eran menores (tres varones y dos chicas), por lo que pasaron a manos de la Junta de Andalucía.

Del resto ya se han comenzado los trámites de devolución a sus países, aunque la labor está siendo complicada, ya que proceden de una gran disparidad de estados como El Chad, Eritrea, Kenia, Nigeria, Ruanda, Sierra Leona, Zimbawe o Uganda. Ahora permanecen en comisaría, hay un plazo legal de 72 horas para proceder a la extradición, aunque si hubiese problemas y el periodo se alarga y pasarán a disposición de un juez para su internamiento en un centro de extranjeros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios