"Podremos reducir las emisiones de C02 un 20% respecto a 1990"

  • La titular de Medio Ambiente va un paso más allá del Plan Andaluz por el Clima, que establece reducir un 19% las emisiones per cápita con la referencia de 2004

La onubense Cinta Castillo habla con un tono sereno sobre los retos de una legislatura complicada. Su Consejería recibirá en pocos meses el gigante administrativo de la parte andaluza de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir; debe poner en marcha la nueva ley de aguas, que implicará una subida en el precio con un nuevo canon, y plantea llegar más lejos en el combate contra los efectos del cambio climático en Andalucía.

-Ésta se presenta como la legislatura del agua. ¿Cuándo tendrá cerrado el anunciado pacto con los agentes sociales y políticos?

-La firma del pacto debería coincidir con la presentación del proyecto de Ley de Gestión Integral del Agua de Andalucía, que queremos tener lista antes de que finalice el año. Pero es una fecha aproximada, porque también podríamos irnos al primer trimestre de 2009, cuando será efectiva la transferencia de la gestión de la cuenca del Guadalquivir.

-¿La gestión del río llegará entonces a la Junta en 2009?

-Será efectiva en enero de 2009, aunque el decreto se aprobará por el Gobierno en julio. Lo único que queda por negociar para estos días son las cifras de inversiones, después de haber cerrado prácticamente todo lo demás.

-Los retrasos de Andalucía para adaptarse a la Directiva Marco de la UE y conseguir el buen estado ecológico de los ríos son evidentes.

-No tengo esa sensación, porque parte del trabajo que nos encomienda la directiva está ya en marcha. La transferencia del Guadalquivir va a suponer mucha más eficacia por la cantidad de capital humano y recursos económicos que viene con ella. Esto, junto a la primera Ley de Gestión Integral del Agua en Andalucía, nos permitirá trabajar en todo lo que nos exige la UE.

-Y con la nueva ley del agua, nuevo impuesto. ¿Para todos?

-Claro. El consumo del agua es lo único que, junto a la electricidad, atañe a todos los andaluces. Será una ley de gestión y recaudación, pero, sobre todo, de mejora del abastecimiento.

-¿También para los agricultores, los mayores consumidores de agua en Andalucía?

-En ningún caso perjudicaremos al sector. La ley está pensada para ser más eficaces en la gestión y aprovechamiento de un recurso que es limitado.

-El Plan Andaluz por el Clima acaba de cumplir el primer año desde su aprobación. ¿Satisfecha con lo realizado hasta ahora?

-Es pronto para sacar conclusiones de las medidas que se han puesto en marcha. Tenemos una meta esta legislatura, bajar un 20% de las emisiones de CO2.

-¿Con qué referencia?

-Podremos reducir un 20% las emisiones respecto a las que teníamos en 1990. Será una reducción muy importante, pero que estamos en condiciones de cumplir con la colaboración de la administración local, de la administración central y, lo que es más importante, de los ciudadanos.

-Aprobarán una nueva estrategia para el litoral, que concentra los grandes problemas urbanísticos. ¿Corregirá ésta los errores cometidos hasta ahora?

-Lo que se ha hecho mal y en contra de la norma se recurrirá, porque lo único que hay que hacer es aplicar la legislación. Para el resto, la fórmula es proteger.

-Pero el hotel del Algarrobico sigue en pie.

-Ya hay una sentencia que se va a ejecutar. No hay nada que negociar porque no se va a llegar a otra parte que no sea el derribo.

- ¿Cuál es la postura de su Cosejería sobre el oleoducto que irá desde Huelva a Extremadura?

-Sobre el proyecto que se presente, y sobre el que tiene que decidir el Ministerio de Industria, haremos todas las alegaciones que estimemos oportunas como administración que garantiza a los andaluces que no se perjudique el medio ambiente. No me cabe ninguna duda de que esas alegaciones se tendrán en cuenta por el Gobierno. Pero déjeme recordarle que es un proyecto empresarial que incluye una tubería como las hay en toda España para transportar crudo y gas, como las que atraviesan Doñana, o comos las que han sido necesarias en otras refinerías de interior como Puerto Real y Cartagena.

-La Red de Espacios Protegidos andaluces cumple en 2009 sus primeros 20 años y está decidida a impulsarla.

-Es que me parece imposible solicitar la participación ciudadana en la conservación del medio ambiente si no hay un conocimiento sobre él. Me parece imposible querer Doñana si no se la conoce. Tenemos que ser capaces de abrir de par en par las puertas de estos espacios, siempre garantizando la conservación. Pero también es importante hacer de estos lugares fuentes de riqueza y de empleo.

-¿Ampliará la red con nuevos espacios naturales protegidos bajo la figura?

-No cerramos la puerta a aumentarla. El corredor verde del Guadiamar, por ejemplo, se ampliará y aumentarán sus recursos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios