Arenas ofrece un pacto de alianza a Chaves frente al 'sudoku' autonómico

  • La oferta, extensible a IU, defiende una posición común andaluza ante la negociación del reparto de dinero a las comunidades · Zapatero extiende la ronda de contactos a Madrid, Extremadura y Galicia

Comentarios 3

La fecha que se ha marcado el Gobierno en el intento de consensuar con las comunidades autónomas el nuevo sistema de financiación, antes del próximo 31 de diciembre, obliga a apresurarse y tomar posiciones. Zapatero movió ficha y se reunió el sábado con los presidentes de Cataluña, José Montilla, y Andalucía, Manuel Chaves, a quien le trasladó la seguridad de que resolverá el "escollo" andaluz para dar el visto bueno al nuevo modelo: un acuerdo para pagar la deuda histórica entre 1.148 y 1.742 millones.

Las reuniones bilaterales para avanzar en la resolución del sudoku no agradó a las demás comunidades, sin distinción de color político. Las del PP, Valencia o Murcia, fueron más beligerantes al denunciar un "secretismo" que no puede derivar en acuerdo.

De inmediato, Madrid fue ayer convocada -Esperanza Aguirre dio su apoyo- y Extremadura, Galicia y Asturias conocerán hoy la propuesta. Cada región prioriza unos criterios (insularidad, población, dispersión territorial...) y Andalucía puede presentar una posición unitaria entre las distintas fuerzas políticas. Así al menos se lo propuso ayer a Chaves el presidente del PP andaluz, Javier Arenas, que ofertó un pacto, extensible a IU, basado en la defensa de los intereses andaluces.

El responsable de Política Autonómica del PP recuperó el documento sobre la materia que él mismo entregó al jefe del Ejecutivo andaluz en una reunión en septiembre y que éste dijo "compartir al cien por cien". El acuerdo, "perfectamente posible", llegó incluso a depositarse en una notaría para que Chaves lo suscribiera, algo que no ocurrió. Mantenimiento del Fondo de Suficiencia, incremento del Fondo de Compensación Interterritorial (FCI), recuperación del anticipo a cuenta de la financiación sanitaria, compensación por las pérdidas generadas a raíz de la supresión del impuesto de patrimonio, y el reconocimiento en el nuevo sistema de los 873.000 andaluces que no están contemplados en el actual, son las apuestas claves del PP-A.

Arenas se molestó por la ausencia de un acuerdo previo en Andalucía, mientras Chaves mantiene un "acuerdo clandestino" con Moncloa. "Da la impresión de que Andalucía sólo fue invitada a los postres", criticó Arenas ante la comida que mantuvo Rodríguez Zapatero con Cataluña: "no podemos recoger las migajas de los acuerdos bilaterales" con el presidente catalán.

El PP no consentirá esto ni que el acuerdo sobre la deuda histórica sea un "anzuelo" para que la comunidad "sacrifique" el próximo sistema de financiación autonómica, "temor" que expresó Arenas, quien insitió en la "insuficente" cantidad propuesta y en la necesidad de desvincular ese debate de la financiación.

El Ejecutivo andaluz hizo una lectura positiva del encuentro como "síntoma evidente" de que habrá un "acuerdo a 15 y de que se salvaguardarán los intereses de todas las comunidades", afirmó el portavoz de la Junta, Enrique Cervera, en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno celebrado ayer en sede parlamentaria al coincidir con el debate final de Presupuestos de 2009.

Cervera anunció que la Junta solicitará al Parlamento la celebración en el próximo mes de enero -inhábil por las vacaciones- de sendos debates sobre financiación autonómica y sobre la situación económica, en los que intervendría el presidente de la Junta. Arenas tildó de "oportuna" la propuesta y Diego Valderas, coordinador general de IU, vio "obligada" la iniciativa, demandó la opción de presentar propuestas de resolución y el aplazamiento del Acuerdo de Concertación Social ante la crisis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios