Ángel Machón García. Ingeniero I + D Vodafone España

"La pantalla del móvil será un folio enrollado"

  • Un experto adelanta cómo serán los terminales del futuro y asegura que las empresas no podrán conformarse con sólo estar presentes en la Red

En el futuro próximo, el móvil también servirá para hablar por teléfono. Pero en pocas cosas más se parecerán los nuevos terminales a los actuales. Sus aplicaciones girarán en torno a servicios relacionados con internet y dispondrán de numerosas aplicaciones complementarias. Quien tenga un móvil no sólo tendrá un teléfono, prácticamente llevará un ordenador en el bolsillo.


-¿De qué tipos de servicios estamos hablando?

-Será algo ilimitado, el futuro pasa por conectarse a una plataforma en la que existen miles de aplicaciones abiertas. La tecnología estrella serán los widgets, que pueden hacer todo lo que la imaginación desee e interactuar con servicios e información distribuida en internet. Hablamos de relojes en pantalla, notas, calculadoras, calendarios, agendas, juegos, ventanas con información del tiempo...

-¿Existen teléfonos con esta tecnología?

-Es incipiente pero sí, los grandes actores del mundo de internet ya están jugando allí, hablamos de Google, Microsoft, Yahoo... con lo cual, en muy poco tiempo, cuestión de meses o de un año, será algo que estará al alcance de todos. La idea es que llegue acompañada de tarifas planas de datos.

-¿Estamos ante otro nuevo tipo de internet?

-La internet será la misma, pero no el Browser (navegador web), ésta es la diferencia. Se trata de pequeñas aplicaciones que se conectan a servicios que están en la web. Por ejemplo, la información meteorológica, la consulta de un mapa o la contratación de un viaje.

-A nivel empresarial, imagino que ahora también será necesario estar en este nuevo universo...

-Podemos hablar de dos patas diferenciadas, la que proporciona los servicios y la que hace las aplicaciones para el móvil. Hace pocos años había que estar presente en la Red y ahora también habrá que estarlo en los servicios aplicados al teléfono.


-¿Trabajan muchas compañías en este campo?

-Este tipo de aplicaciones ya las tienen todas las grandes a nivel mundial, pero al resto también llegarán. Es la próxima gran cosa, como dicen los americanos: "The next big thing". La forma de generar dinero con todo esto será la publicidad, por lo que el coste para el usuario será únicamente el del tráfico de datos.


-¿Los terminales también cambiarán físicamente?

-Si, sobre todo en tecnología de display (visualizador) habrá una revolución. Así, en lugar de una pantalla fija, tendremos pantallas desplegables que se abrirá y con un formato más grande. Éstas no tendrán que ir conectadas físicamente al teléfono, podrán ser más futuristas, por ejemplo como un folio enrollado. También podrán proyectarse sobre distintas superficies.

-¿ Y cuánto falta para todo esto?

-Ya hay prototipos, pero existen muchos problemas, sobre todo de fiabilidad pues son pantallas que se rompen en poco tiempo. Pero menos de una década seguro, cinco años como mucho. El dilema es si el coste compensa el servicio, todavía esta tecnología es muy cara.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios