Condena de 66 años de prisión para el violador del Eixample

  • Atacó a cuatro mujeres en 2004, 2015 y 2016. Tendrá que indemnizar a cada una con 110.000 euros.

La Audiencia de Barcelona ha condenado a 66 años y medio de prisión al violador en serie que actuaba en el barrio del Eixample por atacar a cuatro mujeres en 2004, 2015 y 2016, además de tener que indemnizar a las víctimas con un total de 110.000 euros.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), la Sección 21 de la Audiencia de Barcelona condena a Francisco Javier C.M. por cuatro delitos de agresión sexual --tres de ellos con agravante de reincidencia-- y tres delitos de robo con violencia, uno en grado de tentativa.

Sin embargo, la Audiencia le absuelve de la acusación de una quinta víctima por agresión sexual y robo con violencia al no haberse podido practicar la prueba preconstituida de la mujer, que no reside en España, y que no se presentó en el juicio, con lo que no pudo prestar declaración en sede judicial.

El tribunal le prohíbe acercarse a menos de 1.000 metros a las víctimas por un tiempo superior en dos años a la pena de prisión impuesta, y además le impone, por cada uno de los delitos de agresión sexual, la medida de libertad vigilada con una duración de ocho años que se ejecutará con posterioridad a la pena de prisión.

Hechos probados

La Audiencia considera probado que el acusado violó a las cuatro mujeres de madrugada los días 25 de septiembre de 2004, el 12 de octubre de 2015, el 21 de enero de 2016 y el 31 de enero de 2016, abordándolas en el portal de casa cuando regresaban solas.

Sobre la agresión de 2004, la Audiencia no la considera prescrita, tal y como reclamaba la defensa, ya que, al enfrentarse a penas de prisión tan elevadas, su plazo de prescripción es de 20 años según el redactado del artículo 131 del Código Penal vigente en el momento de los hechos, argumenta.

En tres de los casos el hombre aprovechó para entrar con ellas en el recibidor del edificio y las amenazó con un cuchillo para obligarlas a que le practicaran una felación, insultándolas y en tres casos les robó el dinero que llevaban encima.

Como consecuencia de las agresiones, las víctimas sufrieron trastorno por estrés postraumático y necesitaron tratamiento psicológico.

Según la sentencia, Francisco Javier C.M. consumía cocaína en los años 2015 y hasta su detención en el mes de marzo de 2016, y aunque se desconoce la intensidad y frecuencia de dicho consumo, se considera que tiene conservadas "sus facultades intelectivas y volitivas", y no se le aplicará la atenuante de drogadicción.

En el juicio, el acusado aseguró que llevaba más de 20 años consumiendo cocaína y en el turno de última palabra insistió: "Si he sido depredador, ha sido en el consumo de cocaína.

Por otro caso anterior, ya fue condenado por el Juzgado Penal 2 de Jaén --sentencia que fue firme el 19 de febrero de 2014-- como autor de un delito de abusos sexuales a la pena de ocho meses de prisión que quedó suspendida durante el plazo de dos años. 

Cumplimiento

La Audiencia puntualiza que respecto al cumplimiento de la condena, el acusado no va a cumplir más de 20 años de prisión conforme el artículo 76 del Código Penal, que declara que el máximo de cumplimiento efectivo de la condena no puede exceder de 20 años, pese a que las defensas pedían que como mínimo cumpliera 25.

Explica que, pese a que el Código Penal fija otros límites máximos -- 25, 30 y 40 años--, "no son aplicables a este caso" ya que se aplican a los casos de terrorismo o cuando alguno de los delitos por los que haya sido condenado esté castigado con pena de prisión que llegue a 20 años. JUICIO

El acusado dijo en su declaración en el juicio celebrado el 8, 9 y 10 de enero que solo recordaba dos casos de los cinco que se le atribuían, y que los dos fueron consentidos, asegurando sobre el resto que no fue él o que no lo recordaba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios