La fundación del centro tecnológico inicia su andadura con 12 patronos

  • El proyecto tendrá un presupuesto total de cuatro millones de euros · Los gestores de este espacio agroalimentario esperan tener lista la primera fase, en un edificio cedido por Covap, a principios de 2008

1,7

Uno de los proyectos más importantes para la comarca del Valle de Los Pedroches inició ayer su camino. La fundación que conducirá el destino del Centro de Investigación y Calidad Agroalimentaria del Valle de Los Pedroches (Cicap) se constituyó ayer de manera oficial en el Ayuntamiento de Pozoblanco. Esta entidad gestora nace con más respaldo del esperado, ya que por su buen funcionamiento velarán 12 patronos: la Universidad de Córdoba, Jamones y Embutidos La Finojosa, la empresa Moreno SA, el Ayuntamiento de Pozoblanco, Hermanos Rodríguez Barbancho, Covap, la cooperativa Olivarera de Los Pedroches, Ibérico de Bellota SA, Lactiber Corporación Alimentaria, Nacoop, la Agencia Idea y la Empresa Pública de Desarrollo Agrario y Pesquero (DAP), dependiente de la Consejería de Agricultura.

A partir de ahora, la fundación del Cicap tendrá que constituir un patronato con su respectivo comité ejecutivo y una dirección general. Entonces, podrá ponerse manos a la obra e iniciar la construcción de un centro tecnológico que tendrá un presupuesto de unos cuatro millones de euros y que se ha dividido en dos fases. La primera, que estará acabada a los tres meses de su inicio (se calcula para el primer trimestre de 2008), se localizará en unas instalaciones cedidas por Covap anexas a su nueva fábrica de piensos.

Con un presupuesto de 1,7 millones de euros, se adaptarán estas instalaciones para unos laboratorios de análisis que estarán compuestos por un laboratorio físico-químico, otro microbiológico y un tercero bioquímico, además de un aula de formación. Además, Covap pondrá a disposición del centro tecnológico los equipos de laboratorio y los recursos humanos necesarios.

En una segunda fase, valorada en 2,3 millones de euros y que se desarrollará más adelante, se construirá un nuevo edificio que albergará las plantas piloto de productos cárnicos, lácteos y de nuevas tecnologías agroalimentarias. El inmueble dispondrá de cocina y laboratorio de análisis sensorial, indispensables para la valoración del producto final, y un pequeño laboratorio de análisis para el seguimiento del procesado de productos simultáneo a los procesos de elaboración, según informó ayer la Junta. Su construcción estará acabada en un plazo de nueve meses desde el inicio de las obras.

El proyecto de Centro de Investigación y Calidad Agroalimentaria del Valle de Los Pedroches incluye entre sus objetivos el de la gestión de la calidad de los productos agroalimentarios a través, por ejemplo, del asesoramiento en las certificaciones de calidad o de auditorías y validación de los propios sistemas de gestión de excelencia. También destaca el papel que jugará la formación en el Cicap para una mejor gestión de las explotaciones agroganaderas o para determinar cuáles son los productos y las demandas del consumidor. Se incorporarán al centro doctores y científicos, y se velará por la calidad nutricional de las materias primas y de la vida útil del proyecto. La Junta de Andalucía insistió ayer en que el centro está pensado para dar servicios de investigación y calidad tanto para empresas locales, como regionales y nacionales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios