La feria internacional ARCO afronta la crisis convencida de poder esquivarla

  • Cerca de 250 galerías procedentes de más de 30 países participarán el próximo febrero en la 28ª edición de la feria internacional, que tendrá a India como país invitado

El hecho de que ARCO se haya consagrado como una de las grandes ferias de arte contemporáneo internacional, junto a los últimos años de bonanza y la presencia del emergente arte indio, hace pensar a sus responsables que va a poder esquivar la crisis y seguir vendiendo.

En este sentido coinciden la directora de la Feria, Lourdes Fernández, y el presidente del comité ejecutivo de Ifema, Luis Eduardo Cortés, quienes ayer presentaron la 28ª edición de ARCO, que tendrá lugar del 11 al 16 de febrero de 2009. "Contamos con 250 galerías que han apostado por la Feria en esta etapa de crisis y miedo. Al final, ARCO se hace gracias a las galerías que este año han hecho una apuesta de riesgo de enorme importancia", apuntó Fernández.

La directora de la feria confía en "la madurez del mercado", después de ocho años de bonanza, para superar este bache crítico.

"ARCO tiene ya una madurez que no tenía cuando superó otras crisis como la de los noventa. Hoy el mercado es más sólido, más establecido. Las ventas no van a ser como en años anteriores, pero no irán mal. Sí lo harán más lentamente y con más cautela, pero bien. No se vende como antes pero se está vendiendo", explicó Fernández.

Los visitantes podrán acercarse a las obras de cerca de 250 galerías procedentes de 31 países y que abarcan tanto las vanguardias históricas como los clásicos contemporáneos y el arte actual en distintos medios, desde la pintura hasta la fotografía, las instalaciones, el vídeo o el new media.

Esta sección encuentra su complemento en ARCO40, un espacio que recoge la producción más reciente y supone una puerta abierta para nuevas galerías, que presentarán como máximo tres artistas con las creaciones de los últimos tres años.

India será el país invitado de esta edición. Trece galerías y 50 artistas exhibirán las últimas tendencias del arte indio, hoy el más pujante mercado emergente de toda Asia. De esta forma se pretende difundir este arte que coincide con la bonanza económica que vive el país.

En esta 28ª edición "la armonía preside ARCO", indicó Cortés, en referencia a las quejas que en anteriores ocasiones habían expresado los galeristas españoles por contar con una menor presencia.

"El sector de las galerías españolas está contento, han aceptado el acuerdo tras haber comprobado que la selección se ha hecho con garantía y objetividad absolutas", destacó Cortés.

El interés por el coleccionismo privado y el institucional es una constante en ARCO, una feria que les presta especial atención dejando dos días -miércoles 11 y jueves 12- sólo para ellos, cerrado al público, para favorecer la visita y el diálogo de los coleccionistas con las galerías.

"Los coleccionistas son los que van a influir decisivamente en el resultado económico de la Feria, por eso no escatimamos esfuerzos y, como en otros años, invitaremos a algunos coleccionistas extranjeros de prestigio", explicó Cortés.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios