Anne Igartiburu, 40 años a buen ritmo

Hace tres Nocheviejas conmovió a millones de satirones con el champán en la mano que se extasiaron con las transparencias de la presentadora de TVE en la Puerta del Sol. A aquello le llamaron el "tangazo", por la evidente ropa interior que portaba la rubicunda vasca. Nacida en la localidad vizcaína de Elorrio, no es del mismo Bilbao, pero casi. A su lado tendrá este 31 de diciembre a su paisano Carlos Sobera (ambos, en la flamante foto promocional). Con el sevillano Antonio Garrido en estas pasadas uvas no hubo la química que querían en la cadena. Anne es la titular de las campanadas, de las dulces pronunciaciones cardíacas y de las solemnes presentaciones en Mira quién baila.

Ella lleva muy bien el compás y el 16 de febrero cumplirá 40 años estupendamente conservados. Los retoques justos se los hizo hace algún tiempo y se ríe de las leyendas urbanas que versan sobre sus interioridades.

Anne, de carácter tremebundo de vez en cuando, atraviesa unas semanas felices al lado del tenista Feliciano López, que además de alzar la Copa Davis se sobrepone a su ruptura con María José Suárez. La presentadora unida a un corazón televisado protege el suyo de los vaivenes que ha tenido. Con el bailarín Igor Yebra apenas superó el año y medio de matrimonio, al que sucedió un fugaz romance con el empresario Álvaro Fuster, el mejor amigo del príncipe Felipe, con quien tuvo peleas tan discretas como evidentes reconciliaciones. Con el tenista Anne no parece tener problemas de diferencia de edad. Acostumbrada a la impostura, quiere entrar en los 40 con amor y sin complejos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios