Remodelación en el gobierno

Zapatero: "Éste es el Gobierno de la recuperación"

  • El presidente asegura que apuesta por personas de un "perfil político muy claro" y "con una gran capacidad de comunicación" para explicar a los españoles lo que se está haciendo. Agradece "profundamente" y elogia la labor de De la Vega.

Comentarios 8

"Este es el nuevo Gobierno de las reformas, de la recuperación definitiva de la economía y del empleo". Así definió José Luis Rodríguez Zapatero, en una nutrida conferencia de prensa en el Palacio de la Moncloa, al nuevo Ejecutivo que surge de la profunda remodelación que ha acometido el presidente. Zapatero condensó en una sola frase la tarea del nuevo Gobierno: "Reformas para la recuperación" añadiendo que es la hora de un Gobierno "renovado y políticamente reforzado". El jefe del Ejecutivo dedicó numerosos agradecimientos y elogios, especialmente a María Teresa Fernández de la Vega y al nuevo vicepresidente primero  Alfredo Pérez Rubalcaba.

Tras quedar despejado el horizonte parlamentario y presupuestario es hora de afrontar el futuro del país con nuevas personas de reconocida experiencia. Así lo cree el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien ha anunciado una amplia remodelación de su Gabinete, en la que Alfredo Pérez Rubalcaba emerge como pieza angular del nuevo equipo ejecutivo al sumar a su cargo de ministro del Interior las responsabilidades de la vicepresidencia primera y las funciones de Portavoz. Además, entran cuatro nuevas caras y se suprimen dos Ministerios.

Rodríguez Zapatero aseguró que este será "el Gobierno de la recuperación definitiva de la economía y el empleo" y añadió que una vez trazado el rumbo, "el camino de las reformas para luchar contra la crisis hay que recorrerlo y sobre todo explicarlo a los ciudadanos con un Gobierno renovado y políticamente reforzado". 

Por eso, el perfil del nuevo Ejecutivo es netamente político, tal como asumió el propio Zapatero: "Llegan personas con un perfil político muy claro, con gran capacidad de comunicación, con capacidad de explicar a la sociedad española lo que estamos haciendo para completar una tarea de gran envergadura, la de las reformas para la recuperación. Ese es el sentido de los cambios". 

El cambio llega en el momento adecuado, según Zapatero, justo en el momento en que el Gobierno se ha asegurado la estabilidad hasta 2012 gracias a sus acuerdos con el PNV y Coalición Canaria. "Eliminados los factores de incertidumbre financiera, presupuestaria y política, he creído que era importante renovar el Gobierno para afrontar la tercera parte de la legislatura". 

La "huella" de De la Vega

Zapatero dijo que tomó la decisión de acometer este profundo cambio el domingo por la tarde. Pasó luego al turno de los agradecimientos y de elogios, en especial a María Teresa Fernández de la Vega: "De la Vega deja una huella imborrable en este país y entre todos nosotros", dijo en tono solemne el presidente quien agradeció a la vicepresidenta "toda su dedicación, su trabajo día y noche, por su coraje, por su entrega", y le ha mostrado su "agradecimiento" por la labor realizada en el Ejecutivo a lo largo de seis años. Zapatero reconoció que el próximo destino de María Teresa Fernández de la Vega será el Consejo de Estado. 

El jefe del Ejecutivo también dedicó unas palabras al hombre que más peso gana con esta remodelación: el nuevo vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba. "Es un magnífico ministro del Interior y me parecía muy conveniente que mantuviera esa cartera por los éxitos y por el momento tan decisivo que tenemos para avanzar hacia el final de la banda terrorista ETA". Pero el presidente del Gobierno ha ido más allá: "Tiene unas cualidades muy notables para la acción política, para la explicación política de la acción del gobierno", manifestó sobre el que ahora será su mano derecha y al que algunas voces apuntan como posible sucesor del propio Zapatero.

El presidente del Gobierno ha rechazado interpretar la remodelación del Ejecutivo como una pista de quién podría sucederle como candidato a la presidencia y, además, ha recordado que "en el PSOE no hay dedo posible". No obstante, ha admitido que las interpretaciones son algo que no le corresponde hacer a él y, además, ha reconocido que "las lecturas son libres".

Zapatero no ha escatimado elogios para la labor realizada por Rubalcaba y ha asegurado que era conveniente mantenerlo en "un momento tan decisivo" para avanzar hacia el final de ETA. Por responsabilidad, ha insistido, ha querido preservar esa "gran tarea" y mantenerlo al frente del departamento, porque en esta última fase se han logrado "grandes avances" en la lucha antiterrorista y en buena parte han estado protagonizados por el Ministerio de Interior y por la acción de la Policía y la Guardia Civil.

El final de la banda terrorista, ha reconocido, será "difícil y complicado", pero se trata de una "prioridad estructural" para el Gobierno. En este contexto, preguntado por la aspiración de acabar con ETA en esta legislatura, ha señalado que se trabaja para que la banda desaparezca "cuanto antes" y ha considerado que se está en un momento en que ese trabajo ha dado "más resultados que nunca", aunque ha apostado por la prudencia tras recordar los cuarenta años de actividad de los terroristas. 

Más agradecimientos

Un poco más escueto en los agradecimientos estuvo cuando se refirió a Moratinos, Espinosa, Aído y Corredor, de las que destacó su compromiso en sacar adelante leyes importantes para el Gobierno. Señaló que siempre cuesta tomar una decisión como la eliminación de los Ministerios de Vivienda e Igualdad y reconoció que en esa decisión han pesado las iniciativas aprobadas en el Congreso que pedían una reducción del número de ministerios.

Respecto al hecho de que el nuevo ministro de Trabajo, Valeriano Gómezasistiera a la manifestación del 29 de septiembre organizada por los sindicatos tras la jornada de huelga general, el presidente del Gobierno asegura que el nuevo ministro defiende la reforma laboral "con gran claridad y contundencia" y, de hecho, asegura que Gómez es una de las personas que "más papeles le han pasado" en el proceso de la reforma del mercado de trabajo.

El jefe del Ejecutivo ha declarado que Gómez ha trabajado en su Gabinete en Ferraz, que comparte muchas ideas con él y que es un "gran conocedor y un gran experto" en todo lo que afecta al empleo, a las relaciones laborales y a las políticas activas de empleo. "Tengo una gran confianza", subrayó Zapatero agradeciendo la labor de Celestino Corbacho al frente del Ministerio en unos momentos "económicos y de empleo muy complicados".

Sobre la nueva ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino,  Rosa Aguilar el presidente destacó su "fuerza" e insistió en que es una persona idónea para dicha responsabilidad. "Rosa Aguilar tiene una trayectoria de fuerza política, una clara fuerza política, y un compromiso con la izquierda, con el PSOE, desde que se ha incorporado al gobierno de Andalucía", afirmó Rodríguez Zapatero.

De esta forma respondió el presidente del Ejecutivo al ser preguntado si el nombramiento de Aguilar es un guiño a los votantes de izquierda. "Nuestro proyecto político tiene sólo un alma, somos un proyecto político socialdemócrata progresista y por supuesto representamos a la gran mayoría de los votantes de centro izquierda de este país y queremos seguir representándoles", aseguró Rodríguez Zapatero, quien agradeció además a Elena Espinosa la labor desempeñada al frente del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios