Clamor contra el concejal de ICV que se burló de Extremadura

  • Vara exige respeto a Suñé e IU dice que siente "vergüenza" por su desafortunada iniciativa

Comentarios 1

El presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, expresó ayer el "profundo malestar" que ha causado en la Junta de Extremadura la campaña del concejal catalán Lluís Suñé y afirmó que "le pediría que a las disculpas añadiese un reconocimiento de respeto a nuestro trabajo".

Fernández Vara se refirió a la polémica surgida por el cartel de Apadrina un niño extremeño del concejal de ICV-EUiA de Torredembara (Tarragona).

La Junta extremeña no descarta querellarse contra el edil catalán, pese a su disculpas, al considerar "grosera y malintencionada" la supuesta campaña.

Más allá fue el alcalde de Mérida, el socialista Ángel Calle, que además de definir a Suné como "profundamente cateto, aldeano y anti-izquierda", espetó que "sacar a unos niños sucios que parecen de la película Los Olvidados de Buñuel" y diciendo apadrina un nen extremeño "hace falta ser un auténtico hijo de puta".

Después de que el pasado miércoles las dos formaciones a las que representa (ICV y EUiA) se desmarcaran de los comentarios del edil, ayer fue el coordinador general de IU Extremadura, Pedro Escobar, el que reconoció sentir "vergüenza" por el "escándalo" provocado por el concejal catalán y reclamó a la dirección de su partido en Catalunya que "rompa relaciones con esa coalición".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios