La Audiencia Nacional investiga a De Juana por enaltecimiento de ETA

  • El juez analiza el contenido de la carta del sanguinario etarra leída en el homenaje en San Sebastián por su excarcelación · Pide que se identifique a los que acudieron al acto y a la mujer que leyó la misiva

Comentarios 1

El titular del Juzgado número seis de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, decidió ayer abrir una investigación para determinar si en el acto que se celebró el pasado sábado en San Sebastián en homenaje al etarra José Ignacio de Juana Chaos por su salida de prisión se cometieron delitos de enaltecimiento del terrorismo o de menosprecio a las víctimas.

El juez Ruz, que se encontraba de guardia el pasado sábado, inició las diligencias de oficio nada más recibir el informe policial sobre el desarrollo del recibimiento que se le tributó al etarra y pidió que se le remitan nuevos informes policiales. Ruz pretende la confirmación de que el acto fue convocado por la ilegalizada Askatasuna y la identificación de las personas físicas responsables de dicha convocatoria, además de la identificación de los asistentes a dicho acto y, en especial, la de la mujer que procedió a la lectura de una carta en nombre del etarra en la que justificaba su ausencia del homenaje.

A este respecto, el juez interesa la remisión del texto íntegro de la misiva leída en el acto e información sobre su autoría. En su carta, De Juana se refería a Domingo Iturbe Abasolo, alias Txomin -el jefe de ETA cuando asesinó a 25 personas-, como "un gran hombre y amigo de este pueblo" y utilizó la misma expresión Aurrera bolie (Adelante con la pelota) con la que Txomin reivindicaba la lucha armada. En otro párrafo, recordaba a otros miembros de ETA que "faltan de su casa, como mi amigo Kroma", en referencia a su compañero en el comando Madrid Esteban Esteban Nieto, que falleció en septiembre de 1999.

Además, el juez quiere una mayor concreción sobre "las banderas, pancartas, insignias o cualesquiera otros elementos gráficos exhibidos en el acto por los asistentes" y de "las palabras, expresiones o vítores que fueron proclamados en el acto", que pudieran suponer un enaltecimiento del terrorismo, bien por las personas que participaron en el acto "o el propio homenajeado", un delito que está penado con hasta dos años de cárcel. Al terminar la lectura de la carta, que finalizaba con un recuerdo a "los represaliados políticos vascos", se lanzaron cinco vivas a ETA.

El juez Ruz también insta a que se investigue si se produjeron otros delitos relacionados con "el descrédito, menosprecio o humillación de las víctimas de los delitos terroristas o de sus familias".

Tras producirse su excarcelación, la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega aseguró que el Ejecutivo estaría "especialmente vigilantes" para que ni la memoria ni la dignidad de las víctimas sean vulneradas. En sintonía con estas palabras, el Gobierno anunció que pedirá a la Fiscalía que actúe contra De Juana si se confirma que éste es el autor de la carta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios