Miles de personas exigen que Renault construya un nuevo modelo en Valladolid

  • La manifestación demandaba una mayor carga de trabajo para una de las dos fábricas de la multinacional francesa, la de Carrocería y Montaje, que produce los modelos Modus y Clio.

Entre 15.000 y 16.000 personas, según la Subdelegación del Gobierno, han desafiado a la lluvia y se han manifestado por las calles de Valladolid para mantener el empleo y urgir a Renault a que adjudique un nuevo modelo de automóvil en la Comunidad, donde las tres plantas de la firma emplean a 8.968 trabajadores.

La manifestación ha salido sobre 18:10 de la céntrica Plaza de Colón, encabezada por una pancarta en la que se podía leer "Más carga de trabajo en Renault y auxiliares. Por la defensa del empleo en Castilla y León", que han portado responsables nacionales, regionales y europeos de los sindicatos organizadores CCOO y UGT, y la atleta vallisoletana y plusmarquista nacional Mayte Martínez, encargada de leer el manifiesto final.

La manifestación transcurrió por el centro de la ciudad hasta la Plaza de la Universidad en demanda, principalmente, de una mayor carga de trabajo para una de las dos fábricas de la multinacional francesa en Valladolid, la de Carrocería y Montaje, que produce los modelos Modus, en exclusiva para todo el mundo, y Clio, y en la que trabajan 2.828 personas.

La medida de protesta sindical ha contado con el respaldo de trabajadores de Sevilla y Barcelona y con el apoyo de más de una veintena de instituciones y colectivos de Castilla y León, entre ellos los principales partidos, PP, PSOE e IU, el Gobierno autonómico, la patronal, cuatro ayuntamientos, dos diputaciones, vecinos y universidad de Valladolid.

"Por el empleo en la empresa auxiliar", "La globalización salvaje, por una política europea con participación sindical", fueron otros de los lemas de las pancartas de la marcha, a la que la lluvia, que intensamente ha caído durante todo el día en Valladolid, ha respetado en su recorrido hasta la Plaza de la Universidad.

Con la canción 'Para la libertad' de Joan Manuel Serrat abriendo la marcha, los manifestantes han coreado gritos de "si esto no se arregla, guerra, guerra, guerra" o "si esto no se apaña, caña, caña, caña", en medio del ruido ensordecedor de petardos.

Según la organización la marcha ha convocado a más de 25.000 personas, superando el respaldo de la de noviembre de 2005 en la misma ciudad, por lo que confían en que esta voz unánime se oiga en París, sede de la multinacional francesa, y se atiendan sus peticiones.

UGT y Comisiones Obreras han considerado que la adjudicación a factorías francesas de nuevos modelos de Renault puede dejar a la fábrica de Carrocería y Montaje de Valladolid, que emplea a más de 2.828 personas, sin la necesaria carga de trabajo para evitar su cierre en un futuro.

En el comunicado final, que leyó Mayte Martínez, los sindicatos recuerdan que la coyuntura económica, con el descenso en la producción que ha llevado aparejado ha llevado a la eliminación de los turnos de trabajo, "el despido de más de 2.000 trabajadores eventuales, el expediente de regulación rotatorio para otros 1.300, y el traslado de trabajadores a la factoría de motores y Palencia".

Los manifestantes han contado con el respaldo del secretario del Comité Europeo de Renault, Antonio de Almeida, quien ha afirmado que "la lucha de los trabajadores franceses es la de los españoles", y ha reclamado a la firma que garantice el empleo en los dos países.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios