El Ayuntamiento busca el consenso para la ordenanza de Radio-Taxi

  • Luna tiene previsto reunirse la semana que viene con los responsables de la Asociación de Taxistas y con los de la Federación de Consumidores y Usuarios

La disparidad de medidas planteadas por la Asociación de Autónomos de Taxi y Radio Taxi y por la Federación de Consumidores y Usuarios (Facua) para la redacción de una ordenanza que regule el servicio de Radio-Taxi forzará a la concejala de Transportes, Mari Ángeles Luna, a renegociar el reglamento con los representantes de estos colectivos para llegar al al mayor consenso posible. Así lo apuntó ayer a El Día la edil socialista tras analizar ambos documentos y reconocer que contiene aspectos que podrían ser contradictorios. La responsable del gobierno municipal ha fijado para la próxima semana el encuentro con los taxistas, que serán los primeros en pasar por Capitulares para conocer el texto normativo. La sesión con Facua será días más tarde, según detalló la concejala del grupo socialista.

Luna destacó que, una vez que conozca "de primera mano, y no por escrito", las demandas de estos colectivos los sentará juntos para pactar un reglamento que sea del gusto de unos y otros. Sin embargo, esta operación se antoja difícil si se tienen en cuenta los desencuentros que se han registrado en los últimos meses entre el presidente de la asociación de taxistas, Miguel Ruano, y su homólogo en Facua, Francisco Martínez. En cualquier caso, ambas asociaciones están llamadas a entenderse si quieren contar con la ordenanza que especifique los derechos y obligaciones tanto de los profesionales como de los propios clientes .

Entre los asuntos que provocaron la denuncia de los usuarios destaca la existencia de una supuesta lista negra que contiene los datos de los ciudadanos a los que presuntamente se les negaba el servicio porque, al parecer, debían dinero por un servicio que pidieron y que, finalmente, no utilizaron. En este sentido, Facua reclamó que a las personas que contactaran con Radio-Taxi se les informara de que sus datos iban a ser registrados y que tuvieran la opción de negarse a la grabación. El sector del taxi aceptó la primera propuesta, pero se negó -y, según su presidente, lo seguirá haciendo- a permitir que el usuario decida si quiere que sus datos personales sean grabados o no.

Los taxistas tampoco aceptarán que haya un tiempo mínimo desde que Radio-Taxi recibe la llamada hasta que el cliente pueda disponer del servicio. Ruano, en declaraciones realizadas a este periódico, señaló que esto "sería posible si existieran vías exclusivas para la circulación de los taxistas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios