Liga 1,2,3

Ni con uno más (0-1)

  • El Sevilla Atlético, que disfrutó de superioridad numérica durante prácticamente todo el partido, cae ante el Oviedo por la mínima

  • El filial desaprovechó un penalti

El carbayón Linares y el sevillista Borja San Emeterio persiguen la pelota durante un lance del partido. El carbayón Linares y el sevillista Borja San Emeterio persiguen la pelota durante un lance del partido.

El carbayón Linares y el sevillista Borja San Emeterio persiguen la pelota durante un lance del partido. / Juan Carlos Vázquez.

El Sevilla Atlético sumó su segunda derrota consecutiva después de caer ante el Oviedo en casa en un partido que se decidió con un enorme gol de David Rocha y en el que el Sevilla Atlético fue incapaz de aprovechar ni la superioridad numérica de la que disfrutó desde el minuto 17 tras la expulsión de Yeboah ni tampoco de un penalti lanzado por Curro que Alfonso Herrero acertó a detener.

La primera mitad contó con pocas ocasiones. Ambos equipos se mostraban más preocupados en no cometer errores que en buscar la portería rival. Sin embargo, la expulsión de Yeboah por un codazo a Matos tras un forcejeo parecía decantar el partido a favor del equipo local. Pero nada más lejos de la realidad. Apenas un remate de Pozo tras un buen centro de Carmona fue el único peligro que llevó el equipo local pese a estar con uno más sobre el césped.

Pese a las circunstancias, y que apenas había generado peligro hasta el momento más allá de un lanzamiento de falta de Saúl Berjón, el Oviedo se adelanto en el marcador. Fue después de un brillantísimo lanzamiento de libre directo de David Rocha que quitó las telarañas de la portería defendida hasta el momento por Juan Soriano, que no pudo hacer nada ante el buen disparo del mediocampista extremeño.

Poco más dio de sí una primera mitad en la que el Sevilla Atlético fue incapaz de aprovechar la superioridad numérica. Sin embargo, los de Luis García Tevenet intentaron meter una marcha más tras el paso por vestuarios y desde el inicio, tras una buena acción de Lara, intentaron buscar el empate.

Comenzó entonces el asedio franjirrojo a la meta de Alfonso Herrero. Curro intentó sorprender al guardameta del equipo carballón con un lanzamiento de falta escorado que acertó a detener el portero visitante con una buena estirada y los zagueros hicieron lo propio tras sacar un balón bajo palos en el posterior córner.

Fede trató de sorprender al portero, como Miguel Martín, que volvió a contar minutos, pero ninguno consiguió batir a Alfonso Herrero. Pudo encontrar el Oviedo la sentencia tras una buena jugada de Johannesson que Linares mandó al palo.

Pero la suerte, cruel, tenía algo más guardado para el Sevilla Atlético. A falta de poco más de diez minutos para el final, el árbitro decretó un penalti a favor del filial franjirrojo, que se relamía con el empate. Sin embargo, Curro no acertó desde los once metros a engañar a un enorme Alfonso Herrero, que detuvo la pena máxima para mantener a su equipo por delante en el marcador.

Murió el filial matando. O al menos, intentándolo. Porque no bajó los brazos en ningún momento. De hecho, Curro, de nuevo, intentó sorprender en la última acción peligrosa del partido al meta visitante, que atento, atajó sin problemas el lanzamiento de falta del futbolista sevillista.

Así se gestó una nueva derrota, la octava de la temporada, que mantiene al Sevilla Atlético en puestos de descenso y que ve cómo la salvación, que la marca ahora mismo el Barcelona B, queda a siete puntos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios