Jaime González-Écija. Novillero "Me gustaría combinar la verticalidad y el toreo sevillano"

Jaime González-Écija. Jaime González-Écija.

Jaime González-Écija. / Juan Carlos Muñoz

El diestro Jaime González-Écija (Écija, 1999), alumno de la escuela de la citada ciudad sevillana, que dirige José María Fijo El Ciento, tiene ante sí un reto importante en el cierre de la temporada de La Maestranza en un festival en el que compartirá cartel con varias figuras del toreo –Ventura, Morante, Manzanares, Cayetano y Aguado–. Todo ello tras ganar el Certamen de Nuevos Valores de la Torería 2019 en la plaza de toros de Sevilla y debutar recientemente con picadores en Valdilechas.

–Jaime, ¿qué ha supuesto ganar el ciclo de promoción de Sevilla?

–Triunfar en la plaza de Sevilla, que para mí es la más importante del mundo, es una gran alegría y satisfacción porque es el fruto del esfuerzo de toda una vida. Me han salido novilladas y también me ha servido para que me anuncien en el festival del 12 de octubre, organizado por las hermandades del Baratillo y de la Esperanza de Triana en la persona de Joaquín Moeckel.

–¿Cómo vivió sus dos actuaciones en el certamen de noveles?

–En las dos disfruté desde la mañana. El primer día lo viví con más presión. El segundo la dejé a un lado y conseguí ser yo mismo. En la final tengo el cabreo de haber pinchado al primero. Hubiera cortado una oreja.

"El triunfo en Sevilla ha sido una gran alegría porque es el fruto del esfuerzo de toda una vida"

–De inmediato llegó su debut con picadores...

–Así es –sucedió el 9 de septiembre–. Fue un debut muy bonito en Valdilecha. Era un puesto que me tenían reservado como triunfador del Certamen La Ribera del Tajuña. Corté una oreja al primer novillo de Victoriano del Río. Con el segundo, más fuerte y complicado, resolví los problemas técnicos. La pena es que tardó en echarse y tuve que descabellar. Fue una novillada complicada.

–¿Qué diferencias notó de sin caballos a su primer festejo en el escalafón con picadores?

–El 7 de septiembre había cortado dos orejas en Utrera con una novillada que era la más bonita del mundo. Dos días después noté el volumen y sobre todo la seriedad en la embestida.

"En el cambio a picadores se nota el volumen y sobre todo la seriedad del novillo en su comportamiento"

–Y el 12 de octubre, de nuevo Sevilla ¿Supone más presión compartir cartel con varias figuras?

–El escenario es un privilegio y el sitio más bonito del mundo. Torear junto a las grandes figuras es lo que todos soñamos y habrá un gran ambiente. Pero tengo que centrarme en mí y redondear lo que haga.

–A la final vinieron muchos ecijanos a La Maestranza.

–Para el 12 de octubre es posible que vengan, como mínimo, media docena de autobuses. De momento, ya hay tres.

–¿Cuándo nació su afición?

–Desde pequeño. A los tres años me regalaron un capote por Reyes. De niño, en lugar de películas, veía ‘La leyenda del tiempo’ de Curro Romero y vídeos de El Juli. Mi hermano –José María– entró en la Escuela de Écija y luego lo hice yo. El año que ingresé llegué a tener de profesor al maestro Pepe Luis Vargas.

–¿Qué ha aprendido de su paso por la Escuela?

–Por supuesto, técnicamente todo lo que sé. La relación con el maestro El Ciento va más allá de ese aspecto. Aprendemos cosas como modales o la importancia de la jerarquía. Si no llegamos, seremos grandes aficionados y grandes personas.

"Mis referentes son Morante, Talavante, José Tomás y sobre todo Aguado. De otras épocas, Manolete"

–¿Tiene apoderado?

–La verdad es que estoy centrado en lo que estoy toreando y no sé de ese tema. Ya veremos cuando acabe la temporada.

–Su toreo.

–Me gusta lo más clásico y la verticalidad y me gustaría combinar esa verticalidad y el toreo sevillano.

–¿Sabe que en algunos muletazos me recordó a su paisano Ángel Jiménez?

–Es que entreno mucho con él.

–¿Está despertando otra vez Écija en lo taurino?

–Nos han atacado y estamos reaccionando. Tanto en la alternativa de Ángel como en el festival del 12 de octubre se va a notar la presencia de miles de ecijanos en La Maestranza.

–Por último, ¿quiénes son sus referentes?

–Morante, Talavante, José Tomás y sobre todo Aguado. De otras épocas, Manolete.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios