miguel ángel león. novillero

"Siento que mi etapa como novillero está cumplida"

  • El diestro gerenense, de 24 años, que estrena nuevo apoderamiento, tiene como objetivo en la temporada 2017 tomar la alternativa.

El novillero gerenense Miguel Ángel León, ayer, en Diario de Sevilla. El novillero gerenense Miguel Ángel León, ayer, en Diario de Sevilla.

El novillero gerenense Miguel Ángel León, ayer, en Diario de Sevilla. / m. j. lópez olmedo

El novillero sevillano Miguel Ángel León, que estrena apoderados, tiene como objetivo fundamental tomar la alternativa en la presente temporada. León, quien acaba de cumplir 24 años, ha sumado una treintena de festejos como novillero con picadores, casi la mitad de ellos, con varios triunfos, en la Real Maestranza de Sevilla y en la Monumental de Las Ventas de Madrid.

-Miguel Ángel, ¿estrena nuevo equipo de apoderamiento?

-Sí, a Luis Miguel Martín, que es mi mano derecha, se han unido Manolo Hurtado y Martín del Olmo, que moverán los hilos en los despachos.

-¿Por qué rompió con Lolo de Camas?

-Le admiro y respeto por su generosidad y calidad humana. Hemos decidido de mutuo acuerdo el cambio para que yo inicie una nueva etapa con miras a mi alternativa.

-La temporada pasada sumó una decena de novilladas. ¿Cómo las vivió y qué fue lo más destacado?

-Por las sensaciones que viví siento que mi etapa como novillero está cumplida. Hubo novillos que toreé muy bien. En la novillada de El Montecillo en Madrid realicé una faena que soñaba de pequeño, con tres o cuatro tandas de naturales muy buenas y sentí el crujir del público de Madrid. La pena es que pinché en una banderilla y no hubo oreja. Hubo otro gran novillo de El Parralejo en El Espinar donde di una dimensión grande.

"He toreado poco y casi la mitad de las novilladas han sido en Sevilla y Madrid, lo que supone grandes retos"

-¿Cuántas novilladas picadas ha sumado en total?

-He toreado poco, una treintena, y casi la mitad de las novilladas han sido en Sevilla y Madrid, lo que supone grandes retos.

-Y eso incrementa la presión...

-Por un lado da tristeza el que un novillero no pueda ir con más bagaje y por otro soy consciente de la importancia que tiene hacerlo en Sevilla y Madrid sin rodaje y tener capacidad para asumir grandes retos en esos escenarios tan importantes. Soy un afortunado del toreo. Pienso que sin el oficio que he adquirido en el campo sería imposible resolver.

-¿Cuál es su plaza clave?

-Sevilla y Madrid. Sevilla porque me dio a conocer y Madrid porque ha supuesto el trampolín para decir que hay un novillero que quiere ser.

-Su balance en estas plazas.

-En Madrid he tenido la Puerta Grande muy cerca; pero faltó la espada. Gusté en mi presentación en 2014 con una novillada de Los Chospes; en 2015 corté una oreja a un novillo de Villamarta y el año pasado estuve bien con la de El Montecillo. En Sevilla, en 2012, en las novilladas sin caballos corté una oreja y pude salir a hombros en la final. Con picadores di una vuelta al ruedo en 2013. Al año siguiente corté una oreja a un novillo de Villamarta y en 2015 pude cortar una oreja o incluso dos si no pincho a un novillo de Algarra. Y el año pasado no me contrataron.

-¿Por qué?

-Fue algo que me hizo daño. No entro en debates, pero como torero me dolió mucho interiormente.

-¿Y este año se ve en los carteles?

-Creo que debo estar por la ausencia del año pasado y porque quiero dar el paso al escalafón superior y que sea mi doctorado en Sevilla. Es lógico y de justicia que los toreros de aquí tomemos la alternativa en nuestra tierra.

"Sueño con mi doctorado en la Maestranza. Me gustaría que el maestro Ponce fuera mi padrino"

-Como todos, soñará con un cartel...

-Sueño con mi doctorado en la Maestranza. Me gustaría que el maestro Ponce fuera mi padrino y de testigo otro torero importante. El ganado me da igual.

-¿En qué ha evolucionado más desde que debutó con picadores en 2013?

-He conseguido pulir muchísimas cosas. He progresado mucho en la capacidad de mentalización. También en el manejo del capote y en detalles con la muleta, como son el toque, el ritmo y la altura.

-¿En qué cree que debe mejorar?

-Pienso que en la espada. Si no fuera por la espada todo hubiera sido de otra manera.

-Su objetivo para esta temporada.

-La alternativa en mi tierra.

-¿Cuál es su meta en el toreo?

-Como todos, sueño con ser figura del toreo, aunque no me gusta mentar esa palabra por respeto. Me gustaría que los aficionados me recordaran como un torero con buenas cualidades y, por supuesto, quiero ganar dinero en mi profesión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios