Toros Primer paso para el regreso de los toros a Cataluña

  • La Fundación de Toros de Lidia junto con otras organizaciones solicita la plaza de toros de Olot para organizar un festejo taurino.

  • El novillero de Olot e impulsor de esta acción, Abel Robles, desea ejercer su profesión en su localidad natal al ser una actividad legal y a la que tiene derecho.

  • Un amplio respaldo civil promueve la iniciativa con el objetivo legítimo de recuperar la tauromaquia como expresión cultural de todos.

Respaldo social a la iniciativa. Respaldo social a la iniciativa.

Respaldo social a la iniciativa. / FTL

Dicen que los toros bravos se parecen a sus dueños. Victorino Martín, al igual que los astados que cría, derrochó casta a raudales. Se metió en la boca del lobo. En Olot, localidad gerundense, uno de los enclaves del separatismo catalán, el presidente de la Fundación del Toro de Lidia se presentó para decir al Ayuntamiento, a través de una rueda de prensa, que el sector quiere organizar festejos taurinos en Cataluña, comenzando en la plaza olotense, la más antigua de Cataluña y donde en el año 2000, el consistorio, entonces gobernado por el Partido de los Socialistas de Cataluña, decidió declararse ciudad antitaurina y prohibir los toros.

Con el aval de la legalidad, en el que la jurisprudencia ha sentenciado que esas prohibiciones son arbitrarias, la Fundación ha solicitado dar un espectáculo taurino en Olot, coso de propiedad pública coincidiendo con diferentes festividades locales como son el 1 de mayo, 20 de octubre o el 11 de septiembre.

Una vez entregado el documento, los máximos representantes de las entidades firmantes han explicado los motivos de la petición en una rueda de prensa ofrecida en el hotel Riu Fluvià de Olot en la que han intervenido Francisco March (Federación de Entidades Taurinas de Cataluña), José Luís Amores Luque (Penya Taurina de la Garrotxa), Abel Robles (novillero de Olot) y Victorino Martín (Presidente de la FTL).

La solicitud se enmarca en la legalidad vigente tras la anulación por parte del Tribunal Constitucional, en octubre de 2016, de la Ley que prohibía la celebración de corridas de toros en Cataluña y del reciente fallo del Juzgado de Alicante, que obliga al Ayuntamiento de Villena a autorizar la organización de festejos taurinos en su plaza de toros

“El Constitucional nos da vía libre para recuperar nuestra cultura. Ninguna Comunidad Autónoma ni administración pública tiene competencias para prohibir la tauromaquia, y además, tienen la obligación de promoverla. Nadie puede quitarnos la tauromaquia de nuestra cultura”, ha afirmado Francisco March.

José Luis Amores ha explicado que “en Olot nació la tauromaquia en Cataluña, la afición sigue viva y queremos disfrutar de nuestra cultura en nuestra localidad y ver a nuestro torero local torear en ella”.

Abel Robles, novillero de Olot y promotor de esta iniciativa, ha señalado que “cuando estuve tan cerca de la tragedia -sufrió un gravísimo ictus recientemente- podría haber fallecido sin poder vestirme de torero junto a mi familia, sin poder celebrar un triunfo con mis amigos, sin poder escuchar el clamor de mi afición en los tendidos. Cuando esto se haga realidad, que nadie lo dude, será el mayor triunfo. Tengo derecho a vivirlo y que venga a verme quien quiera”.

Victorino Martín ha destacado que “la Fundación, como movimiento civil que se ha levantado para defender la tauromaquia, llegará hasta las últimas consecuencias para devolver los toros a Cataluña... En Villena la justicia ha determinado de manera clara cómo las instituciones están en la obligación de promover la tauromaquia como patrimonio cultural de todos. Es un aviso a navegantes, ya saben que en caso de no cumplir la Ley, ahora se pueden enfrentar a procesos penales porque la cultura no les pertenece, es del pueblo. Estamos seguros que en esta nueva era en la que se ha entendido que la tauromaquia es una expresión cultural del pueblo y que no está vinculada con nadie, el Ayuntamiento de Olot escuchará la voluntad de sus vecinos y cumplirá la ley; no obstante, en caso de que se impida ejercer nuestro derecho a celebrar un espectáculo taurino, se seguirán los mismos pasos que en Villena”.

A raíz de la prohibición de realizar festejos taurinos en Villena (Alicante) y tras el recurso de la FTL, la justicia ha reconocido de nuevo la tauromaquia como patrimonio cultural digno de protección en todo el territorio nacional y, por ello, los poderes públicos están obligados a promover la tauromaquia.

En este sentido, si un ayuntamiento realiza una práctica dirigida a obtener como efecto la no celebración de corridas de toros en su municipio, se podrán promover las medidas legales oportunas en el ámbito penal contra el alcalde, por ser el responsable último de la institución local.

En conclusión, la Penya Taurina de la Garrotxa, la Federación de Entidades Taurinas de Cataluña, l´Escola Taurina de Catalunya, l´Associació de Criadors de Brau de les Terres de l’Ebre y la Fundación del Toro de Lidia, todos firmantes de la solicitud, se ponen así a disposición del Ayuntamiento para la realización de los trámites que sean necesarios y la aportación de los documentos pertinentes para la celebración de un festejo taurino en la plaza de toros de Olot.

Al acto asistieron, además de medios de comunicación, diferentes representantes del tejido asociativo taurino catalán y francés como por ejemplo: la Association des aficionados ceretans de Ceret, la Plataforma de defensa de la Fiesta, así como la Unión de taurinos aficionados de Cataluña y los representantes de la Escuela Taurina de Cataluña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios