Toros

Paco Ureña pierde definitivamente la visión en su ojo izquierdo

  • El torero, que fue intervenido este miércoles, fue corneado el pasado 14 de septiembre en la plaza de toros de Albacete

Paco Ureña, tras sufrir la cornada en el ojo el 14 de septiembre en la plaza de toros de Albacete. Paco Ureña, tras sufrir la cornada en el ojo el 14 de septiembre en la plaza de toros de Albacete.

Paco Ureña, tras sufrir la cornada en el ojo el 14 de septiembre en la plaza de toros de Albacete. / Manu / Efe

El diestro lorquino Paco Ureña va a perder con total seguridad la visión del ojo izquierdo debido a la rotura del globo ocular. La dura noticia la ha confirmado el doctor Álvaro Fernández-Vega tras la intervención quirúrgica que practicó al torero este miércoles en el Instituto Oftalmológico Fernández-Vega de Oviedo y la recoge la página oficial del torero.

Debido al destrozo del globo ocular, tanto en la parte delantera como en la trasera, los médicos se encontraron en la exploración con pérdida del líquido intraocular, con ausencia del iris, del cristalino, de la mayor parte de la retina y con el nervio óptico destruido.

Con la destrucción del nervio óptico y de la retina, la funcionalidad del ojo es totalmente inviable. Las consecuencias de este grave destrozo serán la pérdida de visión binocular que, entre otras funciones, se encarga de medir las distancias.Durante la operación de este miércoles se consiguió la conservación del ojo y su apariencia estética. El equipo médico reconstruyó el segmento anterior colocando un iris artificial y el segmento posterior, inyectando silicona intraocular. Por otro lado, debido a la hipotonía ocular, los dolores eran muy fuertes y, tras la intervención, esos dolores se han reducido notablemente en el día de hoy. En las próximas semanas se irá viendo la evolución y se podrán determinar mejor los tiempos de recuperación. El torero se ha mostrado tranquilo y con el deseo y la esperanza de poder volver pronto, tal y como informa el equipo de comunicación del torero murciano.

"El oftalmólogo Álvaro Fernández-Vega ha confirmado la durísima noticia"

Paco Ureña fue cogido gravemente en la plaza de toros de Albacete en la corrida celebrada el pasado 14 de septiembre. Tras ser atendido en un primer momento en el callejón y posteriormente en la enfermería de la plaza, fue trasladado urgentemente al Hospital de la citada ciudad manchega donde le intervinieron en una operación del ojo izquierdo que duró varias horas. Ureña recibió la cornada en una verónica en los lances de recibo al cuarto toro, un pitonazo en la base del ojo izquierdo. Los médicos le atendieron en un primer momento en el callejón y el murciano, en un gesto de vergüenza torera, se negó a entrar en la enfermería y volvió a continuación al ruedo con el ojo izquierdo hinchado, muy amoratado y sangrando hasta que se le cerró literalmente. Así continuó toreando en la faena de muleta. Pudo haber sido premiado, pero no entró la espada en el primer envite. La ovación que se llevó camino a la enfermería fue clamorosa antes de pasar a la enfermería.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios