Toros

Morante enloquece, Manzanares encandila y Roca Rey enardece en León

  • La terna sale a hombros y Talavante corta una oreja en una corrida con ocho toros y cuatro diestros

Morante, ayer, en León. Morante, ayer, en León.

Morante, ayer, en León. / J. casares / efe

Una soberbia faena de Morante de la Puebla, plena de torería, inspiración y mucho duende, fue lo más destacado de la corrida de ocho toros que puso fin a la feria de León, en la que el peruano Roca Rey también impactó por su firme y valiente tauromaquia y Manzanares encandiló con su toreo elegante y templado. Pero lo mejor fue la faena de Morante al quinto, un toro de dulce de Matilla con el que el genio sevillano puso la plaza en pie con un variadísimo y arrebatado toreo de capote, en el que no faltaron cuatro faroles, verónicas a pies juntos, galleo del bu y otro por chicuelinas. La plaza, un manicomio de olés.

Cinco toros de Hermanos García Jiménez y tres -segundo, séptimo y octavo- de Peña de Francia, desiguales de presentación y juego. Morante: estocada habilidosa y dos descabellos (pitos); y estocada (dos orejas). José María Manzanares: casi entera (oreja); y gran estocada (oreja). Alejandro Talavante: dos pinchazos y estocada (oreja); y pinchazo, media y varios descabellos (ovación). Andrés Roca Rey: estocada (oreja); y estocada (dos orejas). Dos tercios de entrada en los tendidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios