Toros

La Macarena y Joselito, los Miura e Ignacio Sánchez Mejías

  • Relación de la Hermandad con señeras dinastías en el coloquio ‘La Macarena y los toros’

Sánchez Mejías, Antonio Miura, Amorós, Colón, Luque Teruel y Eduardo Miura durante el coloquio. Sánchez Mejías, Antonio Miura, Amorós, Colón, Luque Teruel y Eduardo Miura durante el coloquio.

Sánchez Mejías, Antonio Miura, Amorós, Colón, Luque Teruel y Eduardo Miura durante el coloquio. / José Ángel García

En un acto celebrado esta tarde-noche en la Fundación Cajasol se celebró el coloquio 'La Macarena y los toros', en el que se desgranó la vinculación de algunas dinastías del mundo del toro con la citada hermandad en la antesala del festival que se celebrará el próximo 12 de octubre en La Maestranza, a beneficio de sus obras asistenciales.Con la moderación del periodista Carlos Colón, entraron en liza, por este orden, el crítico taurino Andrés Amorós, los ganaderos Antonio y Eduardo Miura, el economista y autor de un blog taurino, Ignacio Sánchez Mejías, y el profesor universitario Andrés Luque Teruel.

Colón, quien en las postrimerías destacó a La Macarena como hermandad de barrio y universal y a la Fiesta como moderna y hecho cultural de primera magnitud fue presentando a los contertulios, quienes en síntesis desentrañaron esa relación entre la cofradía y algunos de sus miembros taurinos más señeros, el hoy conocido como Joselito el Gallo y en sus tiempos Gallito, la familia Miura e Ignacio Sánchez Mejías.

Amorós citó a varios de los toreros macarenos, desde Cagancho y los Martín Vázquez, hasta Aparicio y Joselu de la Macarena, pasando por Manolete y Luis Miguel. Y se centró en Joselito el Gallo, quien realizó "una gran renovación estética de la hermandad" y algunas de sus donaciones, como "una onza de oro", "un vestido para el manto, que regaló tras una cogida en San Sebastián en la que le salvó la vida una medalla que llevaba de La Macarena", y que según Corrochano se la retiraron en la cornada mortal en Talavera. También explicó el conocido litigio entre el escritor Muñoz y Pabón con la alta sociedad de su época en defensa de Joselito, tras su muerte.

Intervinieron Colón, Amorós, los hermanos Miura, Sánchez Mejías y Andrés Luque Teruel

Los Miura hablaron de sus sentimientos y relación con la hermandad. Antonio recordó sus tiempos de niño en La Encarnación cuando su padre era hermano mayor y Eduardo señaló que su tatarabuelo tuvo la fábrica de sombreros en el Convento de la Encarnación. Ambos aludieron a la multitud de veces que su casa aportó ganado para novilladas a beneficio de La Macarena a comienzos del siglo XX; e incluso para San Juan de la Palma.

Sánchez Mejías, joselitista hasta la médula, analizó la gran figura de Joselito, “revolucionario del toreo y fuera de la plaza” y significó las 'mariquillas', "seña de identidad de La Macarena", a la que vistieron de luto riguroso a la muerte del rey de los toreros; algo que le gustaría que sucediese cuando se cumpla el centenario de su muerte –16 de mayo de 2020–.

Por su parte, Luque Teruel, además de ahondar en la generosidad de Joselito el Gallo y los Miura para un manto de malla, el palio rojo, varales dorados, introdujo la trascendencia del diseñador Juan Manuel Rodríguez Ojeda para esa revolución de la Semana Santa sevillana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios