Toros Lea y Bertín desvelan su sorprendente relación con el caballo y el toro

  • La rejoneadora y el cantante concretan un ameno y sorprendente ‘Mano a mano’

Bertín Osborne y Lea Vicens, antes del coloquio. Bertín Osborne y Lea Vicens, antes del coloquio.

Bertín Osborne y Lea Vicens, antes del coloquio.

Lea Vicens –que cursaba una carrera en Francia y abandonó los estudios cuando se enamoró del rejoneo en Sevilla– y Bertín Osborne –cantante, que se crió entre toros y caballos en su infancia–, protagonizaron un ameno Mano a mano de Cajasol con el título El toro y el caballo.

Entre otras sorpresas, Osborne desveló que el hierro de la ganadería de Dolores Aguirre –un círculo con una ‘N’ en su interior y una corona encima era de su madre, Nane Osborne-. Afirmó que su familia vendió la ganadería a Aguirre, quien mantuvo el hierro. Y que posteriormente llegó a un acuerdo con la ganadera bilbaína “para que ella no pudiera herrar caballos y yo toros”. El artista relató: “Soy medio caballo. Nací montado en un caballo, desde el que se ve la vida de otra manera. En el campo, el silencio, la respiración del caballo, el ruido de sus cascos son poesía... Cada caballo tiene su personalidad”.

Bertín habló sobre su única experiencia como ganadero de bravo, junto a Martín Pareja Obregón, que resultó tan divertida como surrealista, en la que “había un lío de vacas” con falta de control en el manejo y la documentación.

Con la moderación de José Enrique Moreno, Vicens explicó que “el caballo es tu mascota, tu familia, tu herramienta del trabajo. Tiene corazón... Los caballos conocen a cada persona; saben quien les va a tratar bien o no”.

Osborne dijo que intentó algunas veces rejonear en casa de Fermín Bohórquez y “es muy difícil. Le doy un mérito espectacular a Lea”.

La rejoneadora, que señaló que el toro no se fija si es mujer o no cuando torea, habló de sus comienzos en casa de los hermanos Peralta, desde que domó su primer potrillo hasta hacerse con una cuadra con la que lideró el escalafón en 2017 y 2018: “Hay que hacerlo con sentimiento y cabeza. Lo suyo es dejarlos tranquilos cuando hacen una cosa bien... En los comienzos domé a Gacela, que es figura. Don Ángel ha sido un genio. Se montó a caballo en Nimes para darme la alternativa. Si no fuera por ellos no hubiera conseguido este sueño”.

Bertín añadió: “Hay que darles por la paz;nunca pegar a un caballo. El que parece un tigre, cuando se entrega, es el mejor”. Según la amazona:“Tuve uno imposible. Me tiraba atrás e intentaba pisarme”.

En cuanto a los antitaurinos, tras un alegato político a favor de las tradiciones, el artista fue tajante: “Hay un tanto por ciento de españoles que no me van a comprar un disco...Esos me la soplan. Me interesa los otros, que son inmensa mayoría”. Y Vicens remachó:“Hay que hacer un esfuerzo por la gente que te quiere;no por la que no te quiere”.

Se proyectó un vídeo de promoción del disco Yo debí enamorarme de tu madre, de Osborne, protagonizado por el cantante y la rejoneadora y que sirvió para hablar de los 36 años de su trayectoria en la canción.

Dentro de sus preferencias taurinas, Osborne se declaró “ojedista. A mí me gusta Paco de toda la vida... Es un virtuoso de la relación con los animales”. Y Vicens afirmó:“Las plazas donde me encuentro más cómoda son Madrid y Salamanca”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios