Toros

Gusta Martín Escudero en su apuesta por un toreo con verdad

Martín Escudero, un torero prometedor que cuenta con un sólido valor. Martín Escudero, un torero prometedor que cuenta con un sólido valor.

Martín Escudero, un torero prometedor que cuenta con un sólido valor. / l. v.

Plaza DE VALDEMORILLO Corrida de López Gibaja, de procedencia El Torero, seria y algo correosa en su conjunto. Destacó el sexto por su buen juego. TOREROS: Cristian Escribano, de azul y oro, que se estrenaba en esta plaza. Entera (saludos tras ovación). Pinchazo y estocada (saludos tras ovación). Martín Escudero, de turquesa y oro. Entera y descabello (oreja). Pinchazo y estocada (saludos tras ovación). Posada de Maravillas, de blanco roto y oro. Estocada que hace guardiaestocada y descabello (silencio tras aviso). Estocada (palmas). INCIDENCIAS: Plaza de toros de Valdemorillo. Domingo 5 de febrero de 2017. Segunda corrida de la Feria de San Blas y la Candelaria. Media entrada.

La corrida de López Gibaja, seria y algo correosa, puso a prueba a tres incipientes matadores de toros en el segundo festejo de la Feria de Valdemorillo, con un cartel de toreros con pocos años de alternativa y escasamente placeados -entre los tres apenas suman una decena de corridas-. De la terna compuesta por Cristian Escribano, Martín Escudero y Posada de Maravillas, destacó Escudero, quien, pese a estar todavía verde, evidenció un gran valor, intentando torear con verdad.

El de Galapagar, con un valor sereno, corta la única oreja en Valdemorillo

Martín Escudero, de Galapagar -aunque accidentalmente nació en Attendorn (Alemania)- y familiar de Victorino Martín y de José Tomás, tomó la alternativa hace dos años en Soria. Es un diestro de un valor extraordinario y que tiene como referente a José Tomás. Le gusta pisar terrenos donde el riesgo es superior y ayer lo hizo en varios pasajes. Con el segundo del encierro, un toro que dio cabezazos en el caballo, cortó en banderillas y protestó en la muleta. Martín Escudero realizó una faena envuelta en la bandera de la quietud, brillando especialmente en una serie al natural y que tuvo como contrapunto demasiados enganchones. El cierre, con unas manoletinas ceñidísimas, fue de infarto. Tras una estocada entera y un descabello, el público le premió con un trofeo.

Enorme el quinto toro, a diez kilos de los 600 y que se revolvía en cada suerte. Renovada apuesta de valor por parte de Martín Escudero, que impactó con unas gaoneras muy comprometidas y en algunos pasajes de muleta logró bajar la mano y emocionar. Es un torero que si evoluciona bien técnicamente, puede llegar lejos debido a la quietud que imprime en las suertes gracias a su valor sereno.

Cristian Escribano, un getafense que reside en Esquivias, quien destacó en su etapa novilleril y fue doctorado hace un lustro en Parla, se mostró voluntarioso ante el manejable primer toro, colorao, bajo, abierto de pitones, que embestía con un incómodo gazapeo para el diestro, quien logró su mejor pasaje en la suerte suprema, propinando la mejor estocada de la tarde.

Ante el cuarto toro, que se quedaba corto, Cristian Escribano se lució a la verónica y manejó con mayor tranquilidad los tiempos con la muleta, consiguiendo algunos muletazos templados muy meritorios. Su banderillero, Jesús Robredo Tito fue cogido en un par casi a topacarnero, en el que el toro le pasó como una locomotora y le propinó una tremenda paliza; rondando la cornada, de la que se libró una y otra vez y fue ovacionado por el público tras ponerse en pie y salir del trance.

El pacense Posada de Maravillas, quien tomó la alternativa en 2015, naufragó y se entregó ante el complicado tercero, con el que anduvo muy desconfiado. El toro arrolló al banderillero Jesús Márquez, que pasó por su propio pie a la enfermería una vez arrastrado el animal.

Con el sexto astado, el de mejor condición del encierro, bravo y que embistió con nobleza, Posada de Maravillas dejó destellos de su concepto, pero le faltó solidez en su intermitente faena.

El triunfador y quien consiguió el único trofeo de la tarde fue un Martín Escudero que gustó en su apuesta por un toreo con verdad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios