Toros

El novillero Francisco de Manuel roza la Puerta Grande en Las Ventas

  • El joven torero, alumno de la escuela taurina de El Juli, se entregó con garra ante su lote

Francisco de Manuel en una verónica a uno de sus oponentes. Francisco de Manuel en una verónica a uno de sus oponentes.

Francisco de Manuel en una verónica a uno de sus oponentes. / plaza 1

La novillada en Las Ventas sorprendió por registrar una muy buena entrada -dos tercios del aforo cubierto- en un día en el que las miradas estaban centradas en Kiev con el Madrid disputando la final de de la Champions-. El público, predominantemente joven, trató cariñosamente a los tres novilleros -Marcos, Alejandro Gardel y Francisco de Manuel- que se enfrentaron a una seria novillada de Fuente Ymbro, que ofreció oportunidades para el triunfo.

De la terna destacó Francisco de Manuel, quien con valor y actitud dejó entrever buenas maneras y estuvo a punto de salir a hombros por la Puerta Grande. Con el tercero, encastado, con movilidad y nervio puso toda la carne en el asador. El novillero, que se entregó en los tres tercios, dibujó una media verónica de cartel, en las banderillas anduvo desigual y con la faena de muleta no dio con la distancia adecuada. Sin mando, fue cogido en dos ocasiones sin mayores consecuencias. Consiguió en el epílogo, en la distancia corta, algún muletazo estimable con la zurda. Mató de estocada desprendida y fue premiado con una oreja. Con el sexto, un novillo serio, con movilidad y nobleza, Francisco de Manuel realizó una faena entonada que, tras una estocada, mereció la vuelta al ruedo tras petición de oreja.

Marcos, que se presentaba en Las Ventas, ante el manejable que abrió plaza realizó un trasteo insulso, fallando con la espada. Ante el cuarto, de buena condición, le faltó garra para alcanzar el triunfo. Tras matar de estocada, fue silenciado.

Alejandro Gardel, con el segundo, muy buen novillo, con movilidad y nobleza, realizó una faena entonada para matar de estocada y ser ovacionado. Ante el deslucido quinto cumplió en un trasteo que rubricó de estocada desprendida para ser silenciado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios