Atracón de coplas

¿Por qué se ve cada vez menos el Carnaval (y Canal Sur)?

  • Empacho de funciones, repertorios flojos y retransmisiones repetitivas confluyen en el cansancio de la audiencia andaluza

El coro Siguiendo tus pasos, Cádiz, participantes este lunes El coro Siguiendo tus pasos, Cádiz, participantes este lunes

El coro Siguiendo tus pasos, Cádiz, participantes este lunes

Comentarios 22

Canal Sur vive sus peores momentos de credibilidad y audiencia de su historia. Es un declive que viene desde diez años atrás, de la mano del socialismo gubernamental que fue zamarreado, y cómo, en las urnas de diciembre. En Andalucía hay un cabreo social latente que a día de hoy se sigue tratando con miopía. Pero no hay que ser sociólogo para percibir la desafección a la Andalucía oficialista que se viene notando desde diez años atrás en la pérdida de cuota e interés de la cadena autonómica, altavoz informativo al fin y al cabo de la Junta.

En el mes de febrero, su mejor momento de cada año, entre el Carnaval de Cádiz y la festividad el 28 F, Canal Sur venía registrando sus mejores cifras de audiencia: 10% en 2018, 10,3% en 2013, 17,2% en 2008; 18% en 2003. En 2019 esa cuota apenas va a ser del 8,6%, incluso por debajo de su media de la actual temporada, 8,9%. Al margen de la final del Falla, que reúne cada año de media a medio millón de andaluces (dato que este año maquillará los datos de audiencia de Canal Sur en marzo), el resto de funciones no despierta curiosidad en el público e incluso fractura entre los gustos de la Andalucía Occidental (la provincia sevillana supera ya en afición a una siempre más pragmática provincia de Cádiz) y la Oriental. Este domingo (abajo, las curvas nocturnas de La 1, A-3, Canal Sur y T-5), ya sin la emisión simultánea con Onda Cádiz, la función del Falla fue vista por 182.000 espectadores, 6,3% (el resumen de Málaga, un desastre: 40.000, 1,8%; y el Noticias 2, 63.000, 2,5%). La de este lunes aumentó a 226.000, 8,5%, pero es la tercera parte del público de La Voz, por ejemplo.

Curvas de audiencia en Andalucía del pasado domingo: La 1, Antena 3, Canal Sur y Telecinco Curvas de audiencia en Andalucía del pasado domingo: La 1, Antena 3, Canal  Sur y Telecinco

Curvas de audiencia en Andalucía del pasado domingo: La 1, Antena 3, Canal Sur y Telecinco / Barlovento Comunicación

La pérdida de interés, hasta niveles de antipatía, hacia el concurso del Teatro Falla va a avivar ese declive de la cadena autonómica, empeñada en ofrecer en directo 12 funciones carnavalescas, contraviniendo su compromiso de servicio público, jibarizando su informativo nocturno a 15 minutos y eliminando toda su programación nocturna (una temeridad que no hace ni Mediaset con el Mundial de fútbol). Pese a un empacho colosal de un espectáculo del que, para más inri, la cadena televisiva no puede sugerir nada en pro del público que lo sigue desde casa, organizadores y aficionados gaditanos amenazan e insultan a Canal Sur por la intención, no cumplida, de haber retrasado el directo por una agrupación juvenil.

¿Es la mejor actitud?

La actitud mostrada por el Patronato, beneficiado con un convenio muy ventajoso, y con el megáfono en las redes de cientos de aficionados extremistas y el desaire de grupos en el escenario, hace abundar en la impresión sectaria de los repertorios, cada año más flojos y con menos autores de referencia para el público generalista, donde queda evidente la menor incidencia crítica, la excesiva protección a las tesis municipales y el rechazo a cualquier disidencia de lo impuesto por la cúpula. El Carnaval ha dejado atrás cualquier brizna de espontaneidad y amateurismo. Y  también de respeto a uno de los medios que más ha velado por la difusión de esta fiesta. Entre la opinión pública gaditana se ensalza el voluntarioso trabajo de Onda Cádiz... pero para tirar por tierra a Canal Sur.

Con la actitud que el Patronato está teniendo con la cadena pública andaluza no sólo se cierra puertas para futuras negociaciones con la RTVA sino también con cualquier otro operador, en abierto o de pago, que pudiera tener cierto interés en esta comercialización. La reacción de los organizadores y los aficionados sigue la hoja de ruta de los exaltados independentistas catalanes. Habría que recordarles a los participantes del Falla y al propio gobierno local que nadie tiene exclusiva el patrimonio del gaditanismo, ni nadie puede erigirse en reserva espiritual del humor ni de la gracia gaditana. Ni del Carnaval de Cádiz, siquiera. El público ya se ríe a diario por muchas otras fuentes y se descubre arte por muchos otros conductos. Las cifras de audiencia revelan siempre que en la intimidad de su casa la gente hace lo que le parece y que, por ejemplo, los andaluces cada vez tienen menos ganas de ver el Carnaval de Cádiz: por empacho, por falta de calidad en los participantes y porque también esos contenidos pueden verlos por otros derroteros y con una libertad de horarios que es la que se le impide precisamente a la cadena que paga y programa, Canal Sur. En una retransmisión que no se ve afectada por el resultado como sucede con los acontecimientos deportivos, un canal podría tener margen para programar con más ritmo funciones interminables como las del Falla.

¿Se ilusiona al espectador?

Por otra parte, si el concurso de Cádiz se ve cada vez menos también hay que poner en la balanza a Canal Sur, que además de no vivir su mejor momento de audiencia en general tampoco ilusiona a los espectadores con unas retransmisiones repetitivas en narración (en comentarios, en entrevistas, en los propios narradores), que parecen más de radio clásica que de televisión, y limitada en recursos en realización. Los espectadores menos furibundos por las coplas al llegar la noche deciden ver cualquier otra cosa (que hay en abundancia) y las retransmisiones gaditanas evidencian que faltan inversiones técnicas y refresco creativo en la cadena de los andaluces.Si la razón de emitir tantas y tantas noches de Carnaval es por cuestión comercial, no debería ser un objetivo de obsesión para una cadena pública como para destrozar los hábitos de su parrilla  y llevarse por delante el prestigio de los informativos; si es por "cuestión comercial de proximidad" (que incluye a sopas catalanistas con acento andaluz forzado), hay otras fiestas y oportunidades en el año. Y Canal Sur aún no ha trabajado en la posibilidad de hacer espacios de carácter provincial en prime time. Con el pago de 300.000 euros a los grupos por 12 noches se pagan otras 12 galas en prime time más interesantes para atraer a todos los espectadores de Andalucía y no sólo para los 200.000 más fieles (con mayoría sevillana) al Carnaval.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios