Eurovisión 2019

Los países favoritos en Eurovisión (y no está España)

  • El representante español, Miki Núñez, estará en el escenario de Tel Aviv acompañado por cinco bailarines

Miki Núñez en el vídeo de 'La venda' Miki Núñez en el vídeo de 'La venda'

Miki Núñez en el vídeo de 'La venda' / RTVE

Comentarios 6

Ha sido una designación directa de la televisión neerlandesa y Duncan Laurence se ha despegado como claro favorito para Eurovisión 2019 con Arcade, una balada barroca de la que destaca ahora más su videoclip, en la que el cantante sale completamente desnudo debajo del agua como si estuviera en el seno materno. Las casas de apuestas dan como claro favorito a los Países Bajos, que llevan el último lustro cerca de una victoria que no consiguen desde el año 1975.

Las estimaciones de los eurofans ya son firmes con todas las canciones elegidas, 41 países tras la baja de Ucrania al quedarse sin candidato por motivos políticos. A partir de ahora es cuestión de promoción y trabajo en escena para mover las tendencias. La venda de Miki Núñez, la canción española, es en estos momentos la 19ª según atisban las casas de juego. Ya con la escasa calidad de la canción y del intérprete de OT 2018 se vislumbraban pocas posibilidades de victoria pero tras oír a todos los aspirantes se confirma que el cantante catalán tiene pocas esperanzas de ganar en Tel Aviv, así que Massiel, la vencedora de 1968, puede estar tranquila de que por ahora no habrá nadie más que se le sume a su título en solitario (Salomé compartió con otros tres la victoria de 1969).

Junto a Arcade el otro favorito de Eurovisión 2019 es el ruso Sergei Lazarev, que ya tiene tema definitivo, Scream, con otro acertado videoclip en el que un niño caballero imagina con salvar a su princesa. La propuesta rusa es un tema sinfónico que se presta a una puesta en escena grandilocuente. Con el voto geoestratégico repartido entre comunidades rusas, países fronterizos y países con influencia, Rusia por pura inercia tiene medio camino hecho para hacer un buen papel en Israel.

El anfitrión es el único que tiene lugar fijo ya en la gala del 18 de mayo. Ocupará el 14º lugar en el programa, abriendo la segunda parte. El sucesor de Netta es Kobi Marimi, con Home, que sólo puede aspirar a hacer una correcta intervención.

La tercera en discordia ante los dos favoritos es la más clásica en los puestos altos de la tabla, Suecia. Del Melodifestivalen ha surgido un joven negro britántico, John Lundvik, corredor de atletismo y voz discotequera con un vibrante Too late for love que pase lo que pase en el festival será una de las canciones que suene en los chiringuitos de medio Mediterráneo.

De los que tienen plaza asegurada en la final (como le sucede a España), el mejor posicionado es el cantante italiano Mahmood, con un sugerente rap, Soldi, que es quinta opción entre las casas de apuestas, por detrás del suizo Luca Häni. La mujer con mejor puesto en las estimaciones es la chipriota, Tamta, que interpretea Replay que tiene mucho parecido a la exitosa aportación en 2018 de su paisana Elena Foureira, con Fuego, que estuvo a punto de vencer a la israelí Netta.

Miki en preparación

Con un panorama complicado para Miki Núñez en una galería de gran nivel, el equipo de La venda está en pleno trabajo de ensayos para la puesta en escena. El griego Fokas Evangelinos, director del número musical adelanta que con el ska rumbero habrá “fantasía, color y explosión”, con la dirección vocal de Mamen Márquez , monitora de OT.

Miki tendrá en el escenario para animar La venda cinco bailarines: Mikel Hennet, Ernesto Santos, Fran Guerrero, María Acosta y Mary Martínez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios