EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Grave polémica en el 'reality'

Retirada de anunciantes por la presunta violación en 'GH'

  • La malagueña Carlota Prado vivió un presunto abuso sexual en 'GH Revolution' en noviembre de 2017, caso que está en los juzgados, y ha originado nuevas reacciones

José María López, el concursante denunciado en 2107 José María López, el concursante denunciado en 2107

José María López, el concursante denunciado en 2107 / Mediaset

Los supuestos abusos sexuales del concursante José María López a la joven Carlota Prado, de Estepona, en la casa de Gran Hermano durante la pasada edición con anónimos, en 2017, sigue despertando más polémicas y comentarios que se han agravado en este pasado 25-N y ha conllevado la retirada de anunciantes en la edición que está en antena.

Nestlé y Carretilla han procedido a dejar de aparecer en los intermedios de GH VIP, pese a que es el espacio con más audiencia en estos momentos. Fi Network fue la primera en dar el paso y proclamaba que rechaza enérgicamente cualquier tipo de abuso o violencia sexual, "así que hemos decidido retirar la publicidad de Gran Hermano como repulsa al presunto caso de violación ocurrido en el programa".

La multinacional Endemol Shine, propietaria del formato y matriz de la productora que elabora el programa en España para Mediaset,  Zeppelin TV,  defiende que lo sucedido fue "un incidente" y que se siguieron los "protocolos establecidos". La productora insiste en toda la documentación fue enviada de forma correcta a la Guardia Civil y que la joven "recibió apoyo de profesionales independientes" y que fue ella quien "decidió no presentar cargos y regresar al programa", mientras que José María fue expulsado.

Una jueza de Colmenar Viejo ha establecido que  “existen indicios” de responsabilidad en la conducta de José María López, vecino de la localidad murciana de Roldán, donde se está respaldando sin fisuras a su vecino. El juzgado ha concluido la instrucción y probablemente el participante de GH irá a juicio por lo sucedido tras una fiesta en la casa de Guadalix, en la madrugada del 3 al 4 de noviembre de 2017. Las imágenes enviadas a la Comandancia son las que la jueza ha manejado para la instrucción.

La magistrada confirma a través de los vídeos que el concursante se metió en la cama de ella, quitándose los pantalones y, con la excusa de contarle un secreto, la fue desnudando mientras ella en reiteradas ocasiones pidió que no quería un encuentro sexual.

Los dos concursantes en la noche de la fiesta Los dos concursantes en la noche de la fiesta

Los dos concursantes en la noche de la fiesta / Mediaset

El auto aprecia que se produjeron “movimientos internos” bajo las sábanas mientras Carlota no se movía, adormilada por el alcohol, mientras pedía que José María, que insistía en los tocamientos, se apartara para que la dejara dormir. En el vídeo se contemplan cinco minutos de movimientos que podrían ser penetraciones. En ese momento el programa a través de la portavoz María Robles Hurtado, como voz de El Súper, pidió a Carlota que fuera al confesionario lo que fue respondido por burlas por José María mientras ella vomitaba.

La concursante horas después decía no haber recordado nada de lo sucedido. El tribunal cree que ante estas imágenes hay indicios de abusos, tras la declaración de José María, que tuvo varias contradicciones en su testimonio aunque queda claro de que era consciente de su actuación. La defensa del participante, que asegura que el roce fue mutuo, sostiene que el joven sólo quiso interesarse por el estado de Carlota.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios