Series Moviastar +

Fernando Guallar: "Hay que tener talante por encima del talento"

  • El actor cordobés es Sergio Godó en 'Velvet Colección', serie de Movistar + que acaba de estrenar bajo demanda su segunda temporada

Fernando Guallar como Sergio Godó en su despacho de 'Velvet Colección' Fernando Guallar como Sergio Godó en su despacho de 'Velvet Colección'

Fernando Guallar como Sergio Godó en su despacho de 'Velvet Colección' / Movistar

Comentarios 1

Las Galerías Velvet se marcharon a Barcelona donde el empresario Eduard Godó y otros accionistas intrigan con el trabajo de Clara. La segunda temporada de Velvet Colección se encuentra disponible bajo demanda en Movistar +. La ficción producida por Bambú concluirá el año próximo. Fernando Guallar, hijo en la ficción de Imanol Arias (aunque no sea su padre biológico en la historia) encarna a Sergio, que ha de pelearse con su familia y con los que amenazan al negocio, como sucede con el nuevo personaje de Omar, a cargo de Andrés Velencoso. Guallar, un actor cordobés de 29 años, fue descubierto en Amar es para siempre, de donde le surgió la oportunidad para este papel en Velvet Colección que es casi el heredero en las tramas del de Miguel Ángel Silvestre.

-Cuando usted apareció todo el mundo creyó que era italiano. Se preguntaban que con ese porte de dónde habría salido porque no teníamos muchas referencias...-Incluso, por error, salió en su momento que yo era de Barcelona. Yo soy cordobés: lo llevo a gala y quiero que se sepa. Estoy muy orgulloso de mi Córdoba y de mi Andalucía. Cada vez que estoy en mi tierra me siento vivo. La gente se soprende de que sea de Córdoba y no tenga acento: la razón es porque me fui de pequeño a Madrid y mi familia no es cordobesa. Pero algo queda en mi carácter. Lo andaluz lo llevo dentro y nunca voy a renunciar a mi cuna.

-¿Cómo surgió la oportunidad de ser Sergio Godó?-No había hecho nada de protagonista hasta ese momento. El papel viene a raíz de un proceso de casting bastante intenso. Estaba entonces en Amar es para siempre. Tuve que hacer varias pruebas y después de mes y medio me lo confirmaron.

-No creemos que hubiera muchos problemas para hacerse como un papel como éste.-Qué va. Alcanzar un papel como éste no es fácil. Hay una rivalidad feroz.

-Pero usted parece predestinado a ser un galán en una serie romántica.-También es verdad que el personaje podía enfocarse de otra manera. No es tan sencillo como parece.

-¿Hacia dónde avanza el joven Sergio Godó?-Sergio tiene un mundo interior bastante grande. Es un personaje que crece aunque parezca muy hermético. Es interesante porque poco a poco se va descubriendo. En la primera temporada era un absoluto desconocido, no procedía de Velvet y entraba en la nueva etapa de la serie con Movistar. Tenía que ir progresando. Era el hijo firme de los Godó y lo hemos ido viendo en sus complicadas relaciones familiares y también amorosas. En esta temporada pelea entre su pasado escondido, con un padre biológico del que quiere saber más, y una nueva relación con su entorno.

-Es el rival de su propio padre, del padre que le ha criado.-Aunque Eduard Godó (Imanol Arias) no sea su padre biológico es la persona que le ha formado y criado y le debe cierta lealtad. A la vez que tienen una relación paterno-filial son enemigos acérrimos.

-Su personaje querrá saber más de su padre biológico...-Ya se sabe bastante. Yo deo caer que José Sacristán, aunque falleció como don Emilio, reaparece en estos nuevos episodios.

-¿Cómo es su relación tras las cámaras con Imanol Arias y José Sacristán?-Son dos mitos vivos y se aprende de ellos la profesionalidad. Tengo un plantel en esta serie para aprender de ellos cada movimiento. También de Adriana Ozores, que hace de mi madre. Son maravillosos por su actitud.

-¿Qué le cuentan los veteranos cuando ven que usted tiene un prometedor futuro?-Es muy bonito. Confían en mí. Adriana es más tierra, me gusta, es muy sincera. Imanol me dan muchos consejos. Nos gusta jugar, improvisar escenas. Nos dejamos llevar en la preparación de las escenas y surgen ideas.

-¿Los veteranos tienen la voz cantante en los rodajes, aunque no se note?-Totalmente, porque es una cuestión de respeto. Y de egoísmo de los jóvenes, porque debemos aprender de ellos. Es un honor estar al mismo nivel de grandes intérpretes, les debemos su experiencia.

-¿Qué ha aprendido de los veteranos en estos dos años de Velvet Colección?-Me han enseñado la armonía, la calma, que un actor debe llevar a un set. El actor, cuanto más importante, aún más, ha de facilitar el trabajo del resto del equipo. Es importante ser educado con todos los que trabajan a tu lado y ellos, los veteranos, nos dan el ejemplo del que debemos tomar nota las nuevas generaciones: aprendí de ellos que hay que tener talante por encima del talento.

-“Respeto” sería el resumen en una palabra.-Hay tanto trabajo de los demás que sin ellos te das cuenta que la labor de los actores no valdría mucho.

-¿Cómo es la relación con Andrés Velencoso, que es el malvado que se incorpora a las nuevas tramas?-Mi enemigo principal es Mateo (Javier Rey) porque para eso se están disputando el corazón de Clara (Marta Hazas). Mateo y Sergio son enemigos íntimos que van a tener que trabajar juntos ante la amenaza del persa, con Omar. Pero va a ser dura la rivalidad con Mateo.

-¿Estamos ante un duelo, o una terna, de gallitos?-Esas rivalidades van a dar mucho jugo a las tramas románticas.

-Javier Rey se incorporó de lleno a Velvet tras demostrar mucho en Fariña...-Va a ser un actor aún más grande. De Javier yo resaltaría su energía.

-¿Qué tiene usted por delante de cara a esta temporada?-Quedan capítulos de Amar es para siempre donde aparezca y tengo la película Gente que viene y va. También tengo una película documental, Amor, no te llame amor, sobre la figura de El caballero de Olmedo. Es un trabajo de investigación sobre la obra de Lope de Vega.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios