TV-Comunicación

El Congreso da luz verde a una RTVE sin publicidad

  • Se ha modificado una parte de la ley en la que se determina que los operadores de telecomunicaciones nunca pagarán más del 25% del presupuesto del ente y las televisiones en abierto no abonarán más del 20%.

Comentarios 8

La Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados dio luz verde al proyecto de ley para la financiación de TVE, que incorpora varias modificaciones a través de enmiendas transaccionales, entre ellas, la limitación a las tasas impuestas a las operadoras de telecomunicaciones y a las televisiones --tanto en servicios de pago como en abierto--, con el fin de evitar "pagos desproporcionados" en el futuro. El texto, aprobado con competencia legislativa plena, será remitido al Senado, que tiene previsto debatir la iniciativa en pleno el próximo 29 de julio. De no introducirse modificaciones respecto al dictamen del Congreso, saldría directamente al B.O.E. y, de esta forma, se cumplirían las previsiones del Ejecutivo de comenzar la supresión de publicidad en la cadena pública a partir del mes de septiembre.

La enmienda, originaria de CIU y transaccionada por el PSOE, establece un tope por el que las operadoras de telecomunicación nunca superarán, a través de sus aportaciones, el 25% del presupuesto de la cadena pública. En el caso de las televisiones privadas de pago, el límite será del 20%, mientras que para las en abierto será del 15%. El acuerdo mantiene las tasas establecidas para las operadoras de telecomunicaciones, si bien contempla la exclusión del pago a aquellas empresas del sector que no operen en televisión --el portavoz del grupo socialista, Óscar López, estimó que se trata únicamente de una o dos operadoras--.

"Los cálculos están realizados sobre los ingresos de las operadoras a día de hoy, pero nadie sabe cómo evolucionarán, por lo que al día de mañana si, por ejemplo, estas empresas doblasen sus niveles de beneficios, derivaría en un pago desproporcionado", aclaró López. Además, quedan fijados unos nuevos plazos para el pago de las tasas, dividido en tres periodos. Así, los meses de abril, julio y octubre serán las fechas elegidas para estas aportaciones, que serán devengadas el 31 de diciembre de cada año. El Congreso también mantiene la posibilidad de un aplazamiento en función de la situación financiera de las empresas, aprobada en la ponencia del pasado lunes. 

Asimismo, el dictamen de la Comisión incorpora otra transaccional para que el límite para la compra de eventos deportivos --un 10% del total del presupuesto para este apartado-- esté supeditada a su catalogación como "eventos de interés general", que quedarán determinados por el futuro Consejo Audiovisual. De esta manera, TVE podrá adquirir sin limitación financiera otras competiciones deportivas fuera de esta catalogación, si bien López aclaró que se trata de un tope sobre el presupuesto de compra de TVE, no sobre el total, algo que "algunos diputados no han entendido bien", señaló.

El PP, en contra

Esta propuesta contó con el voto en contra del Grupo Popular, que considera necesario regular las aportaciones de las operadoras de telecomunicaciones "única y exclusivamente" sobre sus ingresos por actividades en televisión, según explicó el portavoz de esta formación, José Luis Ayllón. En respuesta, López recordó que las 'operadoras de telecomunicaciones' "operan en el sector audiovisual y se beneficiarán en el futuro, por lo que es lógica su aportación". No obstante, Ayllón no descartó la posibilidad de aprobar nuevas enmiendas en el Senado, por lo que el documento volvería al Congreso para su aprobación definitiva. "Entendemos que un sistema bicameral como el nuestro da una doble oportunidad para hacer que las leyes salgan lo mejor posible", explicó tras el debate.

Entre otras modificaciones en el proyecto se incluye la propuesta de IU de emitir "excepcionalmente" competiciones deportivas con contrato de patrocinio "u otras formas comerciales" cuando formen "parte indivisible" de la adquisición de derechos, una práctica habitual en algunas competiciones como, por ejemplo, la 'Champions League'. El diputado de IU, Gaspar Llamazares, rechazó un proyecto de ley "que únicamente pone cortapisas a la televisión pública" y acusó al Gobierno de "tener un problema de prioridades", al debatir esta iniciativa por trámite de urgencia antes que soluciones para la crisis económica o el desempleo. En esta misma línea, el portavoz del PNV, José Ramón Beloki, mostró una oposición "frontal" al nuevo modelo de TVE "por el momento en que se gestiona y el fondo de la medida", declaró.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios