Entrevista

Ana, ganadora de 'Masterchef': "Andy es una monada de niño"

  • La vencedora del 'talent' de La 1 nunca soñó con la victoria en una edición tan complicada hasta oír los comentarios del jurado en la final

Ana Iglesias celebra su triunfo Ana Iglesias celebra su triunfo

Ana Iglesias celebra su triunfo / RTVE

Con 24 años ha vencido en Masterchef 8 y ha dejado atrás a veteranos con ínfulas como José María y a ambiciosos disfrazados de personaje como Andy, al que venció en la terna final. La empresaria madrileña de origen argentino Ana Iglesias se alzó con el título con un menú sin defectos, como alabó el jurado.

–Todo el que se presenta a Masterchef sueña con ganar ¿usted no tenía esa sensación?

–Nunca lo esperé. Yo sólo me creí que podía ganar con los comentarios de valoración del jurado en la misma final... en ese momento.

"Todo el menú lo preparé en el piso. En lugar de ostras ensayé con mejillones y en lugar de pichón, pollo"

–¿Fue una gran ventaja llegar con la chaquetilla dos pruebas antes que sus rivales?

–Sí, fue una ventaja. Llegué a la final muy tranquila, con todo preparado, bien organizada. Me documenté y pensé bien el menú.

–¿Lo pudo preparar en el piso del programa?¿recibió el asesoramiento del algún chef?

–Todo lo preparé en el piso. En lugar de ostras ensayé con mejillones y en lugar de pichón, pollo. Mi inspiración fue Joan Roca y me esforcé en preparar ese menú al detalle.

–¿Cómo fue el confinamiento con sus compañeros de programa?–Yo por mi parte lo llevé bien. Otros compañeros, lejos de su familia, no lo sobrellevaron igual. Yo me apoyé en mis compañeros y formamos una pequeña familia.

–Ahí jugaba su ventaja de llevarse con todos bien, a fuerza de diplomacia.

–No he convivido con estrategias ni tampoco he competido con nadie de forma desleal. Eso me permitía una estancia tranquila con todos.

–Su figura creció al salvar a Luna y Alberto de tener que compartir equipo con Andy y José María.

–Pero eso me sigue llevando por la calle de la amargura porque hay quienes me lo malinterpretan. Yo quería que mis mejores compañeros trabajase a gusto. Me sacrifiqué, pero en ningún momento actué con malicia como me decía Andy.

Ana junto a los otros dos finalistas, Andy e Iván Ana junto a los otros dos finalistas, Andy e Iván

Ana junto a los otros dos finalistas, Andy e Iván / RTVE

–¿Andy era el malo de esta película?

–Es una monada de niño, superservicial. A él le gustaba ir con ese papel de maligno. Me alegro muchisímo de su resultado, se lo ha ganado. En MasterChef ni lo malos son tan malos, ni lo buenos tan bueos. José María se reconocía como un culebrillas, pero tiene un buen corazón.

–Iván, tan serio y concienzudo, parecía el favorito.

–A Iván le adoro, le tengo en un pedestal. Ha sido un gran apoyo para mí y es una personal muy leal.

–Lo más tumultuoso de la edición fue el pájaro servido por Saray.

–Convivimos poco tiempo y nos llevábamos bien. Creo que podía haber aprovechado mejor su paso por este programa. Cuando vi la perdiz sin cocina me quedé en shock, como todos.

–¿Cómo es su su futuro?

–Por ahora quiero centrarme en mi formación en el Basque Culinary Center antes de hacer realidad mis proyectos de restauración.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios