Ciberseguridad

Cambiar las contraseñas te puede hacer más vulnerable a los ataques

Ordenador mostrando una contraseña

Ordenador mostrando una contraseña

¿Cuántas veces hemos escuchado eso de que hay que cambiar la contraseña de los dispositivos tecnológicos de forma regular? ¿Has intentado entrar al ordenador del trabajo y no has podido porque se te había olvidado la contraseña? Los técnicos informáticos nos obligan a tener en mente un buen arsenal de contraseñas alternativas para no caer en las posibles garras de los ciberdelincuentes. Ya no basta con cambiarlas cada mes, sino que no vale con hacer ligeros ajustes a nuestra versión original que recordamos meridianamente. 

El mundo tiende cada vez más a la digitalización y eso nos obliga a estar preparados en todos los ámbitos. También en el de la previsión y la protección de nuestros aparatos. Y una contraseña débil puede hacernos más vulnerables frente a los hackers, según advierten varios especialistas en ciberseguridad.

¿Cómo es posible que una nueva contraseña comprometa tu seguridad en internet? La clave está en que, cuando cambiamos la contraseña, tendemos a hacer alternaciones mínimas que acaban facilitando enormemente a los ciberdelincuentes la tarea de adivinarlas. Por ejemplo, cambiamos "DRGC1" por "DRGC2" y así hasta el infinito y más allá. O añadimos nuestro año de nacimiento, la fecha en la que conocimos a nuestra pareja o fallecieron nuestros padres. Y siempre con la misma percha en todas las claves que usamos.  "Esto hace que, si hay una brecha de seguridad o te roban una contraseña en una campaña de phishing los hackers puedan adivinar fácilmente la contraseña que utilizas en otras plataformas añadiendo o cambiándole dígitos a la base que ya tienen", indica Juan Caubet, director de la Unidad de IT Security del centro tecnológico Eurecat, a BBC Mundo.

Juan Caubet, director de la Unidad de IT Security del centro tecnológico Eurecat: "Manejamos muchas contraseñas para cambiarlas continuamente por una totalmente nueva"

El especialista en ciberseguridad dice que, para no ponérselo tan fácil a los estafadores, lo ideal sería que cada vez que nos solicitaran un cambio de contraseña, la cambiáramos por otra totalmente nueva, que además fuera robusta. "El problema es que esto es poco manejable porque usamos muchas contraseñas", añade.

Claves para tener una contraseña segura

Hace mucho tiempo que se busca resolver cómo hacer más seguras las contraseñas, pero el cambio obligatorio de contraseña es un parche y pronto será algo obsoleto; es mejor una sola contraseña robusta que varias que al final no lo sean tanto, según Caubet. Y estas son las características que debería tener esa única contraseña.

  • Un mínimo de 8 caracteres
  • Que contenga letras, números y caracteres especiales
  • Letras en mayúsculas y minúsculas
  • Sin datos obvios, como tu nombre o tu fecha de nacimiento
  • Una contraseña única para cada servicio que uses en Internet

Así, aunque todavía son muchas las plataformas e instituciones que siguen recomendando (y obligando) a cambiar de contraseña con frecuencia, otras ya no recomiendan tales pautas. Una de ellas es Microsoft, que desde hace dos años eliminó los cambios periódicos de contraseña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios