Gerencia de Urbanismo Málaga

Fotogalería: El centro tras el Plan Málaga Litoral

El Ayuntamiento de Málaga está un paso más cerca de alcanzar el proyecto que Francisco de la Torre, alcalde de la ciudad, lleva años persiguiendo: transformar toda la movilidad del centro de la ciudad para convertirla en una zona más sostenible con el medio ambiente y más amable con el peatón, además de convertirla en el eje central de la ciudad-región. Este es el término que desde el Ayuntamiento utilizan para designar el área a una hora en coche a este, oeste y norte de la ciudad, es decir, de Marbella a Nerja. El consistorio espera que los trabajos tarden ocho años en estar terminados. Para conseguir este efecto vertebrador de toda la metrópoli, es indispensable el soterramiento del tráfico bajo el centro urbano que dejará 65.000 metros cuadrados para nuevas zonas verdes en la ciudad. De estos nuevos espacios para el peatón, 18.000 metros cuadrados se corresponden a la ampliación del Parque para conectarlo completamente con el Muelle Dos del Puerto. . Además pretenden revalorizar los entornos del centro no histórico, como llaman en el consistorio a los barrios de La Malagueta y el Perchel y la zona de la estación María Zambrano. Además de aumentar su peatonalización quedarán incluidos en el Área Central de bajas emisiones restringida al tráfico contaminante y en la que pretenden reducir a su vez la contaminación acústica. Este Área Central de bajas emisiones es necesario para cumplir con las obligaciones que entren en vigor en 2023 y está recogido en el Plan del Clima de julio de 2020. Esta zona de bajas emisiones ocupará 230 hectáreas y en ella se circulará a 30 Km/h.