EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

EEUU

Trump dice que el coronavirus "desaparecerá" solo y presume de lo bien que le quedan las mascarillas

  • El presidente de EEUU, que nunca ha sido visto en público con mascarilla, asegura que con ellas se parece al Llanero Solitario

  • Defiende que el país "lo está haciendo muy bien" pese a que cada día bate récords de infectados

  • EEUU puede pasar de 40.000 a 100.000 casos al día

Donald Trump camina escoltado por la Policía y el Ejército. Donald Trump camina escoltado por la Policía y el Ejército.

Donald Trump camina escoltado por la Policía y el Ejército. / EFE

Se declara ferviente defensor de las mascarillas, aunque nunca se le ha visto en público con ellas, y cree que el coronavirus "simplemente desaparecerá" porque Estados Unidos lo está haciendo muy bien, pese a que los contagios se encaminan a los tres millones y los fallecidos a los 130.000, con la pandemia descontrolada en muchos estados del sur y el oeste del país.

Son algunas de las declaraciones de Donald Trump en una entrevista televisiva en su cadena de referencia, Fox News, en la que, además, rechazó actuar en los estados más afectados e incluso diseñar una estrategia para combatir la expansión del virus.

"Creo que estamos haciéndolo muy bien con el coronavirus. Creo que, en algún momento, esto simplemente va a desaparecer. Eso espero", sostuvo el presidente de EEUU. El periodista preguntó a Trump si todavía creía que el virus iba a desaparecer, algo que ha dicho anteriormente, y el presidente respondió: "Sí, lo creo". La primera vez que Trump hizo declaraciones similares fue en febrero, cuando aseguró que la enfermedad se desvanecería "como un milagro", y luego en mayo afirmó que el virus "va a desaparecer incluso sin una vacuna".

"Las mascarillas son buenas"

El periodista que le entrevistaba aprovechó la ocasión para preguntarle por su opinión sobre las mascarillas -se ha mostrado en contra de su obligatoriedad en numerosas ocasiones- y sobre por qué nunca lleva una en público. "Estoy totalmente a favor de las mascarillas. Creo que las mascarillas son buenas", dijo el presidente en respuesta, e incluso sostuvo que hay "gente que me ha visto con una puesta". Lo cierto es que no hay ninguna imagen de Trump con mascarilla, a pesar de que miembros de su propio partido le piden constantemente que aparezca en público con una para dar ejemplo a los estadounidenses.

En respuesta a esa petición, el presidente respondió que, "si estuviera en una situación ajustada", con gente con la que no pudiera mantener la distancia de seguridad, "sin duda me la pondría".

¿Por qué esa reticencia a mostrarse con una mascarilla puesta? ¿No le gusta cómo le quedan? Nada más lejos de la realidad, según él. "Me puse una y más o menos me gustaba cómo me quedaba. Creo que estaba bien. Era negro oscuro y creo que me quedaba bien". El presidente del país más poderoso del mundo abunda en su reflexión estética: "Parecía el Llanero Solitario".

La vacuna no estará hasta el año próximo

Después de los comentarios de Trump en Fox, la portavoz de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, respaldó al mandatario y dijo que "el presidente tiene la seguridad de que va a desaparecer, él ha puesto en marcha un equipo revolucionario de primera clase que va a vencer la burocracia y conseguir una vacuna".

Sin embargo, los expertos sanitarios del Gobierno estiman que no habrá una vacuna hasta principios de 2021 y han pedido a los estadounidenses que respeten las normas de distanciamiento entre personas y usen mascarillas para evitar más contagios.

Esta misma semana, el principal epidemiólogo del Ejecutivo, Anthony Fauci, avisó que si no se toman medidas EEUU se arriesga a llegar a 100.000 casos diarios de coronavirus, una cifra muy por encima de los 40.000 actuales.

Según la base de datos de The New York Times, en las últimas dos semanas el número de casos ha crecido un 80%, especialmente en el sur y el oeste del país, donde algunas ciudades como Houston (Texas) están registrando récords diarios y los hospitales están cerca del colapso. Desde el comienzo de la pandemia, más de 127.500 personas han muerto por el virus en EEUU y más de 2,6 millones se han contagiado, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios