EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Trastornos por el confinamiento

Soñamos más y de forma más intensa, ¿por qué?

  • La neuróloga Isabelle Arnuff apunta que la situación vivida con nuestros sueños se debe a los grandes niveles de estrés 

Lo recomendable es dormir al menos 7 horas. Lo recomendable es dormir al menos 7 horas.

Lo recomendable es dormir al menos 7 horas.

Tras más de dos meses de confinamiento, puede que tengamos la impresión de soñar más de lo habitual y que estos sueños parecen a sus vez más intensos, por no decir inquietantes. ¿A qué se debe este fenómeno?

A lo largo de nuestra vida, el sueño constituye ese gran paréntesis durante el cual nuestro cerebro se construye, se repara, elimina los desechos y nos prepara para la siguiente jornada. Muchos expertos consideran que dormir bien es una de las claves para una buena salud, junto con una alimentación sana, ejercicio físico regular y una sexualidad feliz.

Desde el inicio del confinamiento, multitud de personas han podido disfrutar del placer de dormir una hora más, algo reservado, por lo general, al fin de semana o a los jubilados. Por si fuera poco, las noches en las ciudades se han vuelto más tranquilas. Los ruidos de los coches y las motos que perturbaban el silencio son ahora esporádicos, por ello hay menos interrupciones del sueño.

La neuróloga Isabelle Arnuff explica que, desde el inicio del confinamiento, las caras enmascaradas y la ropa azul de los sanitarios aparecen en los sueños de algunos  pacientes. Muchas personas, no necesariamente las más estresadas, se despiertan repentinamente en mitad de la noche con la sensación de ahogarse, de tener fiebre o de escapar por los pelos de una catástrofe. Isabelle asegurará que estos malos sueños son grandes clásicos de las situaciones de estrés.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios