Sociedad

La mascarilla, factor clave para evitar los brotes en los gimnasios

La mascarilla, factor clave para evitar los brotes en los gimnasios La mascarilla, factor clave para evitar los brotes en los gimnasios

La mascarilla, factor clave para evitar los brotes en los gimnasios

Dentro de los numerosos debates que existen en torno al coronavirus y las medidas sanitarias que se plantean, están las que se aplican en los gimnasios y los centros deportivos como, por ejemplo, el uso o no en determinados espacios de la mascarilla protectora ante el coronavirus. Un estudio reciente ha señalado que el aumento del esfuerzo respiratorio facilita la transmisión del Covid.

Según la investigación, en agosto del año 2020, se detectaron 55 casos de coronavirus entre 81 participantes a clases de alta intensidad de ejercicios bajo techo en una instalación deportiva de Chicago en los Estados Unidos. Los científicos han destacado que el 40 por ciento de las personas con Covid asistieron el día en que comenzaron los síntomas o después. 

Asimismo, han apuntado que más del 75 por ciento usaban mascarillas con poca frecuencia, tanto las personas con y sin coronavirus. Ante ello, los investigadores han comentado que para reducir la transmisión del covid-19 en los gimnasios y otros espacios deportivos, los asistentes deben usar mascarilla, incluso en actividades como correr o en las distintas clases que se pueden realizar en estos lugares. 

Refuerzo de la distancia física

Otro punto que destacan los científicos es que las instalaciones deportivas deben reforzar la distancia física, mejorar la ventilación a través de la apertura de puertas y ventanas y comentar a las personas que acudan a estos espacios que se aíslen si comienzan los síntomas o reciben un resultado positivo en las pruebas del coronavirus. 

También, que inicien una cuarentena tras una posible exposición al coronavirus y, mientras se esperan los resultados de la prueba. Estos procedimientos se están aplicando en miles de centros deportivos en España tras las indicaciones de las autoridades sanitarias y los protocolos que se desarrollaron cuando se volvieron a abrir tras la primera ola en marzo, abril y mayo de 2020. 

Por otra parte, han destacado que el ejercicio al aire libre o virtualmente podría reducir aún más el riesgo de transmisión del coronavirus. Con respecto al brote detectado en Chicago y analizado en la investigación, han explicado que se deben utilizar estrategias combinadas de prevención del covid-19, incluyendo el uso de las mascarillas universales en los entornos públicos cuando haya personas que están con otras y no viven en la misma casa. 

Otro elemento en el que han insistido es que se utilice la mascarilla especialmente en interiores. También, han comentado en el estudio que la mayoría de los asistentes no usaron la mascarilla durante la clase de ejercicios y el poco uso de estas protecciones cuando se participa en estos entrenamientos en interiores probablemente ha contribuido a la transmisión del virus. 

Además, han analizado la posibilidad de que las personas infectadas puedan contagiar a otras desde la fecha de la prueba hasta la recepción del resultado de la misma, por lo que se debe reforzar la necesidad de ponerse en cuarentena mientras se espera el resultado de la prueba del coronavirus para evitar reuniones sin saberlo si es infeccioso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios