Internet

Más del 20% de los jóvenes entre 14 y 24 años visitó páginas web de alto riesgo

  • Sólo tres de cada diez jóvenes ha pedido ayuda a sus padres sobre situaciones que surgen en internet o redes sociales y cerca del 10 por ciento a sus profesores.

Las redes sociales forman parte del día a día. Las redes sociales forman parte del día a día.

Las redes sociales forman parte del día a día. / EFE

Comentarios 2

Al menos dos de cada diez jóvenes de entre 14 y 24 años reconoce haber visitado, en el último año, páginas web con contenidos que muestran cómo autolesionarse (21%), hacer daño a otras personas (23%), cómo estar extremadamente delgado (28%) y de experiencias sobre consumo de drogas (33%).

Según la investigación Jóvenes en el mundo virtual. Usos, prácticas y riesgos, elaborado por el Centro Reina Sofía y la Fundación Mapfre -con una encuesta a 1.400 jóvenes-, el 55% de ellos dice que mira el móvil constantemente, el 54% que está saturado y necesita desconexión y casi la mitad reduce el tiempo dedicado a estudiar, a leer y a dormir.

"Ese mal uso de las tecnologías genera daños personales a los jóvenes y reconocen sentirse mal por haber realizado ese mal uso, por ver ciertos contenidos o haber compartido su intimidad", ha señalado Eulalia Alemany, del Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud de la Fad.

En este sentido, ha destacado que una cuarta parte de los jóvenes reconocen que encontraron "imágenes o contenidos explícitamente violentos o sexuales que les hicieron sentir mal".

La experta ha alertado del aumento de jóvenes que aseguran que duermen menos para estar conectados; así, en 2015 declaraban que dedicaban menos horas al descanso nocturno el 31%, en 2018 se ha elevado al 43 %.

"Los jóvenes se sientes saturados y más dependientes de las TIC que hace tres años; más de la mitad reconoce sentirse saturado hasta el punto de necesitar desconectarse", ha señalado Alemany, quien ha destacado que buscan la solución a sus problemas entre ellos.

Sólo tres de cada diez dice que ha pedido ayuda a sus padres sobre situaciones que surgen en internet o redes sociales y cerca del 10 por ciento a sus profesores.

En cuanto al acoso, 7 de cada 10 cree que es bastante o muy frecuente y el 34% reconoce haber sufrido algún tipo de maltrato, como insultos o amenazas.

Pero ambos fenómenos -sufrir y ejercer maltrato- están relacionados: el 19,5% de los que lo han sufrido, ha ejercido también ese maltrato.

Los jóvenes se conectan a internet para buscar información (90%), para escuchar o descargar música (90%), para mantener el contacto con personas a las que no ven (74%) o para jugar a videojuegos (70%), e incluso un 22% reconoce que hace apuestas por internet.

Desde la Fundación Mapfre -que realiza talleres escolares desde 5 de Primaria-, el director de salud, Antonio Guzmán, ha destacado que los niños de menor edad que usan las tecnologías son los que tienen más riesgo y los que dejan de hacer otras cosas, como leer o estudiar, que se va reduciendo cuando aumenta la edad y son más conscientes de las ventajas y desventajas de esas TIC.

"Hay que supervisar dónde están mirando los jóvenes porque la mayoría no están capacitados para ver determinados contenidos; los jóvenes nos dicen que no están bien establecidos los límites" que deben fijar los padres sobre el uso de móviles y ordenadores, ha añadido Alemany.

El 91 por ciento de los encuestados (de 14 a 24 años) tiene un perfil en redes sociales que usa habitualmente, lo que prohíbe la ley a los menores.

Los jóvenes se declaran habilidosos en el manejo de las tecnologías y creen serlo mucho más que sus progenitores o profesores. "Sería un error prohibir el móvil en el instituto, no se pueden esconder los problemas, es un elemento central de la socialización de los jóvenes; hay que empoderar a los padres y profesores", ha concluido la experta.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios