Sociedad

¿Por qué es tan eficiente la triple terapia en pacientes con VIH?

  • Los expertos recomiendan este tratamiento multidisciplinar por la mejoría que supone a los pacientes.

Los avances médicos han permitido grandes mejoras en los tratamientos del VIH Los avances médicos han permitido grandes mejoras en los tratamientos del VIH

Los avances médicos han permitido grandes mejoras en los tratamientos del VIH

La triple terapia contra el VIH se está convirtiendo en éxito entre millones de pacientes. Este tratamiento ha conseguido igualar la supervivencia de estas personas con la de la población general, además de aumentar la calidad de vida que padecen la enfermedad.

Aunque se registran 3.250 nuevos contagios cada año en España, todos los avances médicos recientes y las mejoras en tratamientos han transformado el VIH, antes mortal, en una enfermedad manejable. De hecho se ha pasado  de tratamientos complejos a regímenes sencillos de pastilla única con pocas toxicidades y mejor tolerados como ocurre con la triple terapia.

El doctor Santiago Moreno, del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, explicó en el encuentro La Redefinición del Éxito Terapéutico en el VIH que "en los más de treinta años del VIH, la triple terapia ha permitido transformar la vida de los pacientes convirtiendo la enfermedad de mortal en crónica, erigiéndose como el standard of care actual para tratar la infección. Y esto es así porque la triple terapia ha demostrado su eficacia con miles de pacientes tratados con éxito en España y millones en el mundo a lo largo de estos años, lo que se traduce en una importante evolución que nos permite iniciar una nueva etapa en el abordaje del virus".

Esta transformación ha permitido mejorar la calidad de vida de los pacientes y ofrecerles unas expectativas que hace años eran inimaginables. Fruto de esta evolución, las necesidades de los pacientes también se han transformado y sus prioridades han cambiado.

Ante esta situación, durante este encuentro se presentó un nuevo proyecto multidisciplinar denominado MoVIHmiento RET en el que, a través de la colaboración de agentes involucrados en el abordaje del VIH (médicos, pacientes, farmacéuticos, etc.), se analizará cuáles deben ser los parámetros a tener en cuenta para garantizar el éxito terapéutico en los pacientes con VIH.

A este respecto, Amaya Echevarría, directora ejecutiva de la Unidad de Negocio de VIH de Gilead España, destacó que "hasta ahora, el control virológico ha sido el indicador que ha marcado el éxito y control del VIH. Se trata de un indicador fundamental, pero consideramos que hay otros relacionados con la salud global del paciente que también deben ser tenidos en cuenta".

Esta iniciativa permitirá una discusión de todos los colectivos de la sanidad implicados en el VIH, que facilitará poner al paciente en el centro del proyecto. De esta forma, se analizarán los beneficios del inicio rápido del tratamiento, el efecto del proceso inflamatorio en el paciente VIH, las posibles afecciones del sistema nervioso central o la relevancia de las comorbilidades en la salud cardiovascular.

El doctor Josep María Llibre, del Hospital Universitario Germans Trias i Pujol de Badalona, subraya que, gracias a los actuales tratamientos, los pacientes con VIH tienen hoy la misma esperanza de vida que la población en general.

"Los regímenes de triple terapia facilitan la decisión del prescriptor por tratarse de tratamientos con alta eficacia, alta barrera a las resistencias, bajo riesgo de interacciones y un destacado perfil de seguridad en comparación con otras alternativas. Todo ello facilita la vida de los médicos y, sobre todo, de los pacientes. Hay que tener en cuenta que, actualmente, más del 50% de las personas infectadas tiene más de 50 años y con una expectativa de vida elevada, con lo que uno de los retos está en cómo los TAR interactúan con otras medicaciones que tendrán que tomar en el futuro y minimizar los efectos adversos que puedan afectar a su calidad de vida en el largo plazo".

Entre las acciones que se realizarán en 2020 se encuentra la puesta en marcha de una encuesta transversal junto a Seisida para conocer la opinión de la comunidad médica y los pacientes con VIH sobre las características del tratamiento antirretroviral y su relación con las diferentes variables de la salud.

Calidad de vida

En cuanto a la calidad de vida, la doctora María José Fuster, de Seisida, "a un paciente con VIH se le considera de edad avanzada a los 50 años y a la población general a los 65, pero lo que más nos preocupa no es que las personas consigan vivir más años, sino que logren una óptima calidad de vida".

De hecho, explicó que el 50% de los pacientes con VIH viven con mil euros al mes "y otros muchos no tienen ingresos, sin olvidar el peso que tenemos por el estigma social". Para ello, añadió, “es necesario tenerles en cuenta a la hora de la toma de decisiones con respecto a su tratamiento, ponerles en el centro de todo el proceso e incluir su perspectiva en el desarrollo de nuevos fármacos”.

El doctor Moreno subrayó además que, en la actualidad, España está realizando todos los esfuerzos necesarios para conseguir el triple objetivo de 90-90-90 marcado por Onusida para 2020, al que los profesionales solicitan que se incluya un cuarto: que el 90% de todas las personas que logran la supresión viral alcancen una buena salud global y mejoren su calidad de vida.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios