Sociedad

El choque de un tren en Barcelona con el tope de vía causa 56 heridos, tres graves

  • Cuando se produjo la colisión en la estación de Francia el convoy de Cercanías estaba frenando, lo que evitó una tragedia mayor

  • Fomento destaca que el ferrocarril superó todas las revisiones

Equipos de emergencia atendían ayer a los pasajeros heridos en el accidente en la estación de Francia de Barcelona. Equipos de emergencia atendían ayer a los pasajeros heridos en el accidente en la estación de Francia de Barcelona.

Equipos de emergencia atendían ayer a los pasajeros heridos en el accidente en la estación de Francia de Barcelona. / quique garcía / efe

Un tren de Rodalies (Cercanías) chocó en la mañana de ayer con el tope del final de vía en la Estación de Francia de Barcelona por motivos que se investigan, en un siniestro que ha dejado 56 heridos, tres de ellos en estado grave, aunque no se teme por su vida.

El accidente ocurrió hacia las 07:15, cuando el convoy, de la línea R2 de Rodalies, procedente de la estación de Sant Vicenç de Calders, en El Vendrell (Tarragona), se encastró contra el tope de la vía 11 de la estación de Francia cuando llevaba a 70 pasajeros.

Los Mossos utilizan por primera vez un dron para tomar imágenes para su investigación

Debido al impacto, la cabina del maquinista y los primeros vagones han sufrido varios desperfectos por el efecto acordeón, lo que provocó lesiones al maquinista y a otros 55 pasajeros, de los que tres permanecían en la tarde de ayer en estado grave en el Hospital Clínic de Barcelona, si bien no se temía por sus vidas.

Tres de los 56 heridos fueron dados de alta in situ, mientras que de los restantes sólo continúan hospitalizados 12.

Un juzgado de Barcelona ha abierto diligencias por este accidente, mientras los Mossos d'Esquadra analizan las dos cajas negras del tren, en la que quedan grabados parámetros como el registro de frenada y la velocidad de circulación, en el marco de las pesquisas que han abierto para tratar de aclarar las causas del siniestro.

Los agentes de la división de Transporte de la Policía catalana inspeccionaron el tren accidentado y, por primera vez en un siniestro de estas características, utilizaron un dron para tomar imágenes para facilitar su labor de investigación.

Tras el accidente, Mariano Rajoy mantuvo una conversación telefónica con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, para expresarle su solidaridad e interesarse por los detalles.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, que se desplazó a la estación de Francia, detalló que el tren accidentado, un Civia, había superado "todas las intervenciones de mantenimiento" y que, de hecho, la última fue diez días antes, el pasado 18 de julio.

El ministro detalló que el maquinista del convoy, que es uno de los heridos de diversa consideración, tiene 31 años y 7 de experiencia en la circulación de trenes en Cataluña con los servicios de Rodalies.

Según De la Serna, Adif le informó de que las balizas que limitan la velocidad en el acercamiento a la estación habrían funcionado con "absoluta normalidad" y que lo hicieron "correctamente", aunque el ministro insistió en la prudencia a la hora de evaluar estos datos.

De hecho, algunos de los pasajeros explicaron que el convoy redujo la velocidad al entrar en la estación, si bien finalmente acabó chocando con el tope del final de vía.

El ministro de Fomento informó de que se ha constituido una sala de crisis en la misma estación de Francia y señaló que el siniestro se ha comunicado a la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios.

De la Serna expresó su "agradecimiento" a los servicios propios del Ministerio de Fomento y "muy especialmente" a los servicios ofrecidos por la Generalitat, que actuaron de una forma "muy diligente y muy coordinada" desde un primer momento, recalcó.

Por su parte, el conseller de Territorio y Sostenibilitat, Josep Rull, que también se desplazó hasta la estación de Francia, al igual que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, indicó que ha podido hablar con el maquinista y que sus explicaciones servirán como un elemento más a la hora de saber las causas del siniestro.

El conseller detalló que el tren estaba frenando cuando se produjo la colisión, hecho que calificó de "afortunado", pues de no haber sido así se habría producido "un accidente de consecuencias realmente graves".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios