EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Sociedad

Video viral: la República Checa invita a "todos" a llevar mascarillas para salir de casa

La República Checa invita a usar mascarillas contra el coronavirus en un vídeo que se hace viral.

La expansión del coronavirus crece sin compasión por todo el mundo. Las medidas de higiene, distancia interpersonal y el confinamiento en los hogares son comunes en la mayoría de los países, sin embargo, en algunos territorios los afectados aumentan irrefrenablemente y en otros, como es el caso de la República Checa, han conseguido detenerlos. Los checos se felicitan de haber actuado diferente y de haber conseguido, por ello, resultados distintos. Por lo tanto, han decidido compartir con el resto de ciudadanos, a través de un vídeo que se ha hecho viral, cuál es la clave de su éxito en esta batalla contra el covid-19: "todo aquél que vaya a salir a la calle debe llevar mascarilla. Todos", sin excepción. 

Probablemente ya lo hayas visto. Este contenido está viajando por whatsApp y por redes sociales desde su lanzamiento. En él se alaban las características protectoras de cualquier tipo de mascarilla, incluso las hechas en casa por mínimas que sean porque "cualquier protección es esencial" en estos momentos.

El vídeo insiste en que las personas infectadas son "más contagiosas antes de presentar los síntomas" típicos del covid-19, que mantiene encerrados en sus hogares a medio mundo. Por lo tanto, si todos cubren su boca y su nariz, la protección será recíproca y la posibilidad de infección, mucho menor. Actúan bajo el lema "Yo te protejo, tú me proteges".

Una simple mascarilla hecha en casa previene la dispersión de hasta el 100% de las microgotas infectadas con el SARS-COV-2. Por lo tanto, "cuantas más personas las lleven, menos se podrá esparcir el virus y menos personas estarán expuestas", aseguran los expertos que aparecen en este mensaje.

Habla, además, del movimiento solidario desencadenado a partir de la necesidad de usar mascarillas inexistentes en un mercado desabastecido desde hace semanas. "Muchas empresas, teatros, residencias de ancianos... se han convertido en talleres de costura y miles de personan comenzaron a fabricarlas en sus casas" y a regalarlas.

La República Checa asegura que "las mascarillas funcionan" contra la dispersión del virus y que está comprobado que, "en sólo tres días, se pueden suministrar bandas protectoras para 10.000 personas en un mismo país" y reprimir la infección. Están convencidos de que la disminución de los casos entre sus fronteras se debe, fundamentalmente, a la aplicación de esta medida. Y animan a todos a utilizarlas y a subir una foto en redes sociales acompañadas del hashtag #Masks4all (mascarillas para todos).

La Organización Mundial de la Salud (OMG) insiste en que sólo los contagiados y sus cuidadores deberían llevar mascarilla, para evitar derrochar las pocas existencias con usos innecesario y reservarlas para casos forzosos. España se plantea obligar a utilizarlas para abandonar el domicilio, pero sólo cuando esté garantizado el acceso para toda la población.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios