Sociedad

Ola de incendios forestales provocados en Cantabria

  • Hay activos una quincena de fuegos en varios municipios de la región.

Las llamas amenaza una casa en un pueblo cántabro. Las llamas amenaza una casa en un pueblo cántabro.

Las llamas amenaza una casa en un pueblo cántabro. / EP

Comentarios 1

Cantabria está luchando contra una oleada de incendios forestales provocados en las últimas horas. El Gobierno de la Comunidad ha informado de que hay activos una quincena de fuegos en 11 municipios. Las autoridades ya están buscando al pirómano o pirómanos responsables de estos actos.

Sobre terreno han estado trabajando toda la noche 430 personas de los diferentes cuerpos de extinción (Gobierno regional, bomberos municipales, voluntarios de Protección Civil, Cruz Roja, Guardia Civil y UME). Durante esta noche, se registraron hasta 38 incendios en 20 municipios. Las zonas más conflictivas durante la noche, como a primera hora de hoy, han sido Cabuérniga, la zona del Pisueña y la de Ramales de la Victoria. Si bien, a mediodía del lunes ya se habían reducido a 17.

Los momentos de tensión han sido importantes a primera hora ya que había varios focos de gran extensión en Los Tojos, Valfría, Fresneda y Bárcena Mayor. En el municipio de Los Tojos, concretamente en el pueblo de Saja, ha habido momentos de riesgo por la cercanía de las llamas al pueblo, al igual que ha ocurrido en La Alcomba, en Ramales, donde el fuego se ha acercado a algunas viviendas y cabañas aisladas. A las 06:00, esas situaciones de riesgo habían desaparecido gracias a la intervención de los equipos de extinción.

Desactivado el plan especial de incendios

El Gobierno de Cantabria ha desactivado a las 13:30 de este lunes el Plan Especial de Incendios Forestales de la Comunidad Autónoma, aunque mantendrá activado el máximo nivel de alerta del operativo propio de la Dirección General de Medio Natural.

Según ha informado el Ejecutivo regional en un comunicado, los 226 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias empezarán a replegarse para volver a su base, ya que la comunidad autónoma cuenta con la capacidad suficiente para afrontar la situación actual de los incendios forestales con medios propios.

Quince incendios en once municipios están activos en Cantabria y todos se concentran en áreas altas sin peligro para las personas, viviendas e infraestructuras. Los fuegos se localizan en Cabezón de Liébana, Luena, Ramales de la Victoria, Ruesga, San Pedro del Romeral, San Roque de Riomiera, Santa María de Cayón, Soba, Los Tojos, Vega de Pas y Voto.

El plan especial ha sido desactivado ante la mejora de las condiciones meteorológicas, con bajada de las temperaturas máximas, aumento de la humedad y el cambio del viento a norte y este, la extinción del grueso de los focos registrados durante los últimos días y la eliminación del riesgo para viviendas e infraestructuras.

El nivel máximo de alerta (2) implica el constante seguimiento de la evolución de los focos aún activos y de la previsión meteorológica, y la coordinación de los efectivos autonómicos que continúan trabajando en las labores de extinción.

Así, el Gobierno regional destaca que en la situación actual se cuenta con los medios suficientes para contener los focos activos con los efectivos de la Dirección General de Medio Natural y el apoyo de bomberos del 112 y servicios de extinción municipales. Además se sigue contando con medios de reserva ofrecidos por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Desde el jueves se han registrado 197 focos en 65 municipios, en cuya extinción han trabajado más de 760 efectivos.

El Gobierno de Cantabria resalta la coordinación entre las distintas instituciones que han formado parte de operativo y reitera la llamada a la colaboración ciudadana, tanto para evitar cualquier práctica de riesgo, dado que las quemas están prohibidas en terreno rústico en toda la región, como para colaborar en la identificación de los causantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios