Sociedad

El norte de España, en llamas

  • Asturias, Cantabria y Navarra registran decenas de incendios forestales, la mayoría provocados.

Un bombero de Cantabira durante las labores de extinción de un incendio forestal próximo a Aes. Un bombero de Cantabira durante las labores de extinción de un incendio forestal próximo a Aes.

Un bombero de Cantabira durante las labores de extinción de un incendio forestal próximo a Aes. / EFE

La mayoría de las decenas de incendios que en las últimas horas se han registrado en Asturias, y que han obligado a la intervención del Ejército, tienen un origen intencionado y sólo un par de ellos podrían estar relacionados con la caída de tendidos eléctricos. Cantabria registra 17 fuegos activos y Navarra, dos.

Según el consejero de Presidencia del Gobierno asturiano, Guillermo Martínez, aún es pronto para tener datos precisos, pero las estadísticas ya indican que más del 80% de los fuegos son provocados de forma intencionada.

Después de que esta noche llegasen a registrarse de forma simultánea 139 incendios, la situación mejoró este lunes, con menos de un centenar de focos activos, aunque las previsiones meteorológicas son malas para las próximas horas, ya que no se esperan lluvias y sí que continúen los vientos fuertes de componente sur.

De los 99 fuegos activos, las labores de extinción se están concentrando especialmente en 15 y sobre todo en los declarados en Naves, en el concejo de Llanes; Llordón, en Cangas de Onís, y Soto de los Infantes, en Salas.

En estos tres incendios están desplegados los 211 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) que el Gobierno del Principado requirió anoche para que colaborase con Bomberos de Asturias en la extinción de estos incendios.

En total, son más de 300 efectivos los que están trabajando directamente en la extinción de estos incendios, ninguno de los cuales tiene la categoría de gran incendio, aquellos que afectan a más de 500 hectáreas.

Nueve medios aéreos, entre los propios del Principado y los aportados por el Ministerio de Agricultura, se encuentran operativos y podrán trabajar, a pesar de que aún se están registrando ráfagas fuertes de viento, según el consejero.

Por el momento, el incendio más extenso es el que se ha declarado en Belmonte, donde en los últimos días han ardido unas 200 hectáreas de monte.

El fuego no amenaza por el momento ninguna localidad, aunque anoche tuvo que ser desalojada una familia en Allande por la cercanía de las llamas, ya extinguidas, y otra abandonó voluntariamente su casa por precaución.

No obstante, el consejero de Presidencia del Principado ha advertido de que la evolución de estos incendios puede ser muy rápida y que hay que mantenerse alerta y con todo el operativo desplegado.

Martínez ha vuelto a apelar a la responsabilidad ciudadana y ha recordado que quemar en estas condiciones "está absolutamente prohibido y que es un delito" con el que, además, se pone en riesgo la vida de las personas que están trabajando en su extinción.

Las últimas oleadas de incendios forestales registradas en Asturias fueron en diciembre de 2015 y octubre de 2017, cuando quedaron arrasadas 16.048 y 12.916 hectáreas, respectivamente.

17 fuegos en Cantabria 

Se rebaja el número de incendios forestales activos de 21 a 17, de un total de más de 60 provocados en las últimas horas en Cantabria. Las llamas obligaron a activar el nivel 1 del Plan Especial de Protección Civil de la Comunidad Autónoma de Incendios Forestales (Infocant).

La situación "más preocupante" está en Penagos, Aes, Bárcena Mayor y Cosío, y la Comunidad Autónoma está a la espera de llegada de dos medios aéreos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

El presidente del Ejecutivo, Miguel Ángel Revilla, se ha desplazado al Centro de Coordinación Operativa, en la sede del 112, para seguir la evolución de los incendios forestales, que continúan activos y se trabaja para su extinción.

A primera hora de este lunes había focos activos por 18 municipios, sobre todo en Luena (3 incendios), Ruesga (2 incendios) y Tudanca (2 incendios). En Arredondo, Castañeda, Cieza, Corvera de Toranzo, Lamasón, Liérganes, Penagos, Puente Viesgo, Rionansa, San Pedro del Romeral, Santa María de Cayón, Los Tojos, Valdáliga y Vega de Pas había, a esa hora, un único fuego. Los 21 declarados entonces se han reducido a 17.

En el momento de activación de Infocant se habían provocado 61 focos repartidos en 37 municipios de toda la geografía regional, pero concentrados especialmente en el Pas-Pisueña y en el Nansa.

El Ejecutivo reitera la llamada a la colaboración ciudadana, tanto para evitar cualquier práctica de riesgo, dado que las quemas están prohibidas en terreno rustico en toda la región, como para colaborar en la identificación de los causantes.

Navarra mantiene activos dos fuegos 

Dos de los numerosos incendios declarados el domingo en Navarra se mantienen activos y afectan al barrio de Zalain, en Lesaka, y al de Kaule, en Bera. Efectivos del Servicio de Bomberos del Gobierno de Navarra trabajan en su extinción, que se ve favorecida en las últimas horas por una climatología más favorable con algo de lluvia y vientos de menor intensidad.

Una llamada recibida a las 21:55 del domingo en el teléfono 112 alertaba de un incendio en el barrio de Zalain de Lesaka, cerca de viviendas y de terreno arbolado. Al llegar al lugar los bomberos voluntarios de Bera y del parque de Oronoz comprobaron que no existía riesgo de que las llamas alcanzaran al casco urbano y trataron de contener su avance, según ha informado el Gobierno de Navarra en una nota.

Continúan en el lugar los bomberos de Oronoz después de que, hacia las 0:30, los bomberos de Bera hayan sido requeridos para intervenir en el rebrote de un incendio en el barrio de Kaule, en Bera, declarado a las 12:03 del domingo, y que había sido dado por extinguido horas después tras la intervención de los propios bomberos voluntarios de Bera y del parque de Oronoz con apoyo de dos helicópteros del Gobierno de Navarra.

Responsables del Servicio de Bomberos y de Protección Civil valoran la posibilidad del envío de medios aéreos para apoyar el trabajo que se viene haciendo durante toda la noche desde tierra, que se va favorecido desde las 5:30 por la llovizna y la disminución de la intensidad del viento, aunque la temperatura sigue siendo alta.

Colaboran con los bomberos personal del Guarderío Forestal del Gobierno de Navarra y agentes de la Policía Foral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios