Semana Santa

Estrenos y cambios en una tarde de cofradías jóvenes

  • La cofradía del Amor protagoniza el gran estreno de la Semana Mayor lucentina, con la recuperación de la imagen de Jesús Despojado de sus vestiduras

LA salida de la Santa Cena de Montilla de las bodegas Alvear, la recuperación de Jesús Despojado en Lucena o un multitudinario recibimiento a la Humildad montoreña son algunos de los momentos del Martes Santo, protagonizado por hermandades generalmente jóvenes.

Lucena

Una de las jornadas más destacadas de la Semana Santa lucentina. Así ha sido este Martes Santo, con tres corporaciones nazarenas. Un poco más alejada del resto, la Archicofradía del Carmen partía en torno a las 19:00 de la parroquia homónima para llevar sus tres pasos al corazón de la ciudad: la Pollinita, la Humildad y Paciencia y la imagen de los Dolores. Desde San Mateo partió el cortejo de la hermandad de los Servitas. Es destacable la importante labor que realiza esta cofradía en pro de la música procesional, ya que ampara a la agrupación musical Cristo de la Humillación, con contratos en varios puntos de Andalucía. La jornada se cerró con la cofradía del Amor, que fue la protagonista del gran estreno de la Semana Santa de Lucena ya que tras muchos años de trabajo volvió a hacer estación de penitencia el paso de Jesús Despojado de sus vestiduras. Desde el mismo templo de San Mateo puso en la calle a sus tres pasos, el del Nazareno del Amor, la Crucifixión y la Virgen de la Paz, más conocida por los lucentinos como la de las Campanitas.

Puente Genil

Son tres las cofradías que hacen acto de presencia por las calles del municipio en el Martes Santo. La tarde se abre con Jesús de los Afligidos en su Presentación al Pueblo y la Virgen del Rosario. Se trata de una cofradía compuesta en su mayoría por jóvenes, de ahí que también se le denomine como de los Estudiantes. El paso de los Afligidos es uno de los mejor llevados de toda la Semana Santa pontana, algo de lo que tiene mucha parte de culpa su capataz, Daniel Carmona. A destacar el paso por la cuesta Baena y por la sede canónica del exconvento de Los Frailes, lugares donde merece la pena contemplar la procesión. La jornada se completa con la Cofradía del Cristo del Calvario y la Virgen del Consuelo y, cerca de la medianoche, con el Cristo del Silencio, regida por el silencio.

Montilla

Las bodegas de Alvear captaron ayer la atención de los cofrades montillanos, desde donde partió la hermandad de la Santa Cena y la Virgen de la Estrella por las obras que se ejecutan en la parroquia de la Asunción. Desde los años 60, ninguna cofradía iniciaba su estación de penitencia desde una bodega, por lo que este Martes Santo quedará marcado en el calendario de efemérides cofrades locales. La noche también vio desfilar, desde la parroquia de Santiago, al Cristo del Zacatecas y a la Virgen del Socorro, mientras que el Señor de la Humildad y la Virgen de la Caridad iniciaron su recorrido desde El Santo.

Priego de Córdoba

En un entorno privilegiado, desde la parroquia de la Asunción, junto a la plaza del Llano y el Castillo, realizaba ayer su salida la Cofradía del Santísimo Cristo de la Expiración y María Santísima de los Desamparados, conocida como La Caridad. Una hermandad caracterizada por su aportación a los más necesitados desde hace siglos y que en la noche de ayer realizaba su estación de penitencia al compás de la banda de timbales y bombos para el paso del Cristo y la banda de la Escuela Municipal de Música de Priego, para la imagen de la Virgen. Penitentes con túnica marfil y fajín, cubrerostro y capa burdeos realizaron su recorrido habitual por las calles de Priego, en una noche donde el tiempo acompañó a pesar de la inestabilidad meteorológica registrada durante la mañana, cuando incluso la lluvia hizo acto de presencia. Finalmente, las nubes desaparecieron una vez que avanzaba la tarde, lo que permitió la salida de los pasos.

Baena

El miserere de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús del Huerto y San Diego presagia el inicio oficial de la Semana Santa. Las hermandades que conforman esta cofradía desfilaron en la tarde de ayer por unas abarrotadas calles deseosas de disfrutar de los días grandes de la pasión baenense. La localidad celebró su último miserere hasta el año próximo.

En esta santa noche, ciudadanos y visitantes pueden disfrutar de las bellas y originales vestiduras de los hermanos de Nuestro Padre Jesús del Huerto, conocidos en la localidad como trajecillos blancos, así como de las marchas de la Centuria Romana y el sonar de los judíos coliblancos con su toque de procesión. Esta cofradía desgrana la pasión de Cristo siguiendo una cronología perfecta, desde la oración en Getsemaní al Ecce Homo. En la noche de ayer las hermandades desfilaron sin sus imágenes titulares, que procesionarán en la noche de hoy

Cabra

Puntual, la parroquia de San Francisco y San Rodrigo abrió sus puertas para dar comienzo a la estación de penitencia de la hermandad del Santísimo Cristo de la Sentencia en sus burlas y coronación de espinas y la Virgen de la Paz. Se trata de la corporación que mayor recorrido realiza en la Semana Santa, puesto que su sede canónica se encuentra en la barriada Virgen de la Sierra. Hasta hace algunos años, esta cofradía no realizaba recorrido oficial pese a estar incluida dentro de la nómina de hermandades de la Agrupación General, lo que animó a sus cofrades a "bajar a Cabra" para mostrar en el centro del municipio su particular visión de la Semana Mayor. Momentos destacables fueron los giros que ambas cuadrillas realizaron en el Llanete Calvillo y la calle Barahona de Soto, donde el trabajo coordinado y el acompañamiento musical consiguieron arrancar los aplausos del público.

Palma del Río

Centenares de fieles se agolparon en los alrededores de la parroquia de San Francisco para ver salir a la hermandad del Señor Orando en el Huerto, la única que saca tres pasos en su procesión y que cuenta con una cuadrilla de portadoras de Palma del Río, que este año celebra su 25 aniversario. El júbilo quedó patente en el rostro de los hermanos y acompañantes, después de que la lluvia impidiera salir a esta procesión el año pasado. La primera cuadrilla de portadoras fue la encargada de llevar el paso del Cautivo. La hermandad estrenó la túnica y el alba del Señor Orando en el Huerto, así como el manto y la saya de la Virgen de Palma y Esperanza.

Peñarroya-Pueblonuevo

La tarde peñarriblense tuvo como protagonista al Santísimo Cristo del Perdón, un crucificado que recorre las calles del distrito de El Cerro portado por una cuadrilla mixta de 20 jóvenes. La procesión, puntual, salió a las 20:30 de la parroquia de San Miguel y contó con el acompañamiento de un buen número de niños vestidos de nazarenos y madrinas. El toque musical lo puso la Agrupación Nuestra Señora de la Amargura de Peñarroya-Pueblonuevo.

Montoro

En 1991 se fundaba la hermandad que iba a ser un punto y aparte en la Semana Santa montoreña, la que la revolucionaría con sus pasos, su música y su forma de vestir a las imágenes, pero siempre guardando las esencias montoreñas. Fue un soplo de aire fresco. El Señor de los ojos verdes, el Cristo de la Humildad en su presentación ante Pilatos, obra de Juan Martínez Cerrillo y que llevaba largos años sin procesionar, fue elegido por unos jóvenes para organizar la hermandad que año tras año llena la plaza de El Charco. Su madre, la Señora de Consolación y Esperanza, va tras él en su paso de palio, entre vivas y exclamaciones de "guapa". Si hay una parte del recorrido esperada por los montoreños es el tramo que va desde la plaza de Jesús hasta la bajada de la calle Mártires, donde hay que elegir entre el discurrir de la hermandad haciendo su presentación ante el rey de Montoro o el trabajo del costalero.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios