Semana Santa

Claros y sombras en el Viernes Santo de la provincia

  • La lluvia afecta a la estación de penitencia de muchas cofradías

Santo Entierro de Palma. Santo Entierro de Palma.

Santo Entierro de Palma. / Rafael Morales

La lluvia ha sido la gran protagonista de la Madrugada y el Viernes Santo en la provincia.

Lucena

A las 6:00, y frente a malas las previsiones meteorológicas, la marea morada que acompaña a la Venerable Archicofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno salió en procesión por las calles de Lucena. Un total de seis pasos, compuesto por Nuestro Padre Jesús Nazareno, Triunfo de la Santa Cruz, Nuestra Señora del Socorro, Santa Mujer Verónica, Santa María Magdalena y San Juan Evangelista, junto al Santo Entierro de Nuestro Señor Jesucristo que tenía prevista su salida a las 20:00 y que comenzó su estación penitencial desde la Capilla de Nuestro. Padre Jesús. 
Unos planes truncados por la lluvia, que obligaron a la cofradía a entrar apresuradamente a la parroquia de Santo Domingo de Guzmán. Fue más tarde, cuando apareció un claro en el cielo cuando los hermanos decidieron encaminar la comitiva hasta la Iglesia San Mateo. Finalmente, tras una reunión de la Venerable Archicofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno a las 11:00, la Junta de Gobierno, ante la previsión de lluvia, decidió suspender definitivamente las procesiones tanto de la mañana, como la oficial del Santo Entierro que estaba prevista para las 20:00. La imagen del Señor volvió a la capilla en torno a las 19:30, fue un traslado de regreso junto al resto de los pasos procesionales en un itinerario reducido y una última parada donde la talla impartió la bendición a todos los presentes antes de entrar al templo.

Palma del Río

Durante la tarde del viernes, la Hermandad del Santo Sepulcro se echó a la calle sobre las 19:30 con la imagen de Cristo yacente en su ataúd de cristal, una talla acompañada por la música del Grupo de Metales Santo Sepulcro de Palma del Río. Como escoltas, además de mujeres vestidas de mantilla y color negro en señal de luto, alrededor de los dos pasos estuvieron 390 nazarenos; se trata de la cofradía con más penitentes de la Semana Santa palmeña. La voz del capataz a la altura del pórtico principal de la parroquia de San Francisco presagió la salida de María Santísima de los Dolores; el cortejo pisó carrera oficial para emprender posteriormente su regreso al barrio de San Francisco. La cofradía, refundada en 1981 por varios jóvenes junto al apoyo del párroco Francisco Moreno, puso fin a su procesión por las arterias de la localidad en torno a la medianoche tras acortar su recorrido para evitar la lluvia.

Montoro

La Noche de Padre Jesús transcurrió sin incidencias en Montoro con solo con la caída de algunos pequeños chubascos que no molestaron el procesionar de Nuestro Padre Jesús Nazareno, María Santísima de los Dolores, San Juan y las Santas Mujeres Verónica y Magdalena. Pero a poco de comenzar el Sermón del Paso, escenificación en la plaza de España del encuentro de las antes mencionadas imágenes en su camino hacia el Gólgota, sí cayo un importante chaparrón que hizo abrir los paraguas, lo que llevó a la junta de gobierno a suspender dicho acto y optar porque las sagradas imágenes fuesen directamente a su iglesia de salida, San Juan de Letrán, para dar así por concluida la estación de penitencia.

Santaella

En Santaella el desarrollo de la Madrugada también tuvo que suspenderse. La lluvia comenzó a caer cuando Jesús Nazareno y los grupos de San Juan, Magdalena, Verónica y María Santísima de la Soledad todavía no habían realizado la mitad del recorrido, por lo que volvieron a su templo en la iglesia de la Asunción.

Cabra

Escena diferente la que se vivió en Cabra donde sí salió el Silencio en la Madrugada, pero Humildad y Paciencia se dio la vuelta sobre las 7:00, sólo una hora después de su salida a causa de la lluvia. Tampoco han llegado a salir Mayor Dolor y Nazareno, que tenían previsto hacerlo esta mañana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios