Campiña Sur

Carmen Pozo reivindica el “respeto” a la Semana Santa en el III Pregón Infantil de Baena

  • La joven es hermana del Cristo de la Sangre y de la Centuria Romana de Nuestro Padre Jesús del Prendimiento

Un momento del pregón de Carmen Pozo. Un momento del pregón de Carmen Pozo.

Un momento del pregón de Carmen Pozo. / Sara Núñez

La joven cofrade Carmen Pozo Molero, de apenas 14 años de edad, ha sido la encargada de exaltar la Semana Santa de Baena de 2020 en el III Pregón Infantil que organiza la Cofradía de la Entrada Triunfal de Jesús en Jerusalén y que ha tenido lugar en la iglesia de Santa María la Mayor.

La pequeña pregonera es alumna de tercero de Educación Secundaria Obligatoria en el Colegio Espíritu Santo de esta localidad y desde muy pequeña ha participado de manera muy activa en la Semana Mayor, acompañando en sus primeros pasos a la Borriquita vestida de hebrea. En la actualidad, es hermana del Cristo de la Sangre y de la Centuria Romana de Nuestro Padre Jesús del Prendimiento.

A pesar de su corta edad, Carmen ha vivido con pasión y sentimientos cada día y cada momento de esta fiesta religiosa, como así ha hecho constar en su pregón en el que ha pedido a los cofrades “que vivan, sientan y respeten la Semana Santa” tal y como a ella le han enseñado sus padres, cumpliendo con las normas que favorezcan un mayor lucimiento y esplendor.

Asimismo, la pequeña pregonera ha insistido en que “la procesión sale de la iglesia y se encierra a la iglesia, uno no debe salirse antes”, recordando así a niños y mayores la importancia del respeto a la tradiciones y a la religiosidad de estos días grandes de Pasión, así como ha pedido a los cuadrilleros y hermanos mayores “que le den a los niños la oportunidad de participar” en los actos y procesiones.

Aunque la pregonera cuanta con tan solo 14 años de edad, en su canto ha dejado claro que cuenta con una “gran madurez”, aportando a sus palabras recuerdos de su corta infancia, que cómo ha crecido entre “cornetas y tambores” y cómo en la época de Cuaresma se dormía “escuchando marchas de fondo”.

El pregón ha estado escrito en prosa, aunque en determinados momentos también se ha alternado con bellos poemas de su puño y letra sobre marchas romanas de la centuria a la que pertenece que han venido a dar mayor esplendor y belleza a una alocución que se ha convertido ya en un acto imprescindible de apertura de la Cuaresma en Baena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios