Salud

La mayoría de los asmáticos no utilizan bien los inhaladores

  • Andalucía es la primera comunidad en acoger el programa Asma Respira, una Unidad de Educación y un Servicio de Atención telefónica para pacientes

Entre el 60 y el 70% de los asmáticos hacen un uso incorrecto de su tratamiento, lo que deriva, en la mayoría de las ocasiones, en el abandono de la medicación y un escaso control de la enfermedad. Por ello, AstraZeneca ha puesto en marcha en Andalucía el programa Asma Respira, una Unidad de Educación Básica y un servicio telefónico al usuario para pacientes asmáticos .

Así, con una llamada, las personas con asma pueden solucionar sus dudas, preocupaciones e inquietudes de la mano de una enfermera especializada. Ella proporciona ayuda de tipo conductual con el fin de mejorar la calidad de vida del paciente y prevenir las crisis mediante la trasmisión de información clara y completa. El objetivo principal es servir de apoyo al asmático para que éste pueda manejar su enfermedad correctamente.

"Estudios epidemiológicos realizados en todo el mundo demuestran que muchos pacientes asmáticos no controlan de forma adecuada su enfermedad porque no toman la medicación", asegura José María Ignacio García, neumólogo del Hospital Serranía de Ronda, en Málaga, y coordinador del proyecto. Entre los motivos que sustentan esta falta de control, el especialista subraya que "muchos no saben cómo se utiliza el dispositivo de inhalación, se quejan de que su médico de Atención Primaria no tuvo tiempo para explicárselo y no inhalan correctamente; tampoco sienten que la medicación entre en sus pulmones y piensan que no es efectiva, lo que les empuja a abandonar el tratamiento", explica.

Asimismo, señala que "como ocurre con otras enfermedades crónicas, a la mayoría no le gusta tomar medicinas a largo plazo por miedo a los efectos secundarios que éstas puedan tener, en este caso, temen que el consumo de corticoides inhalados produzcan efectos adversos y no sean capaces de prevenirlos. Son angustias, creencias y expectativas del paciente que se solucionan respondiendo a sus preguntas mediante programas educativos como éstos", matiza. Según explica, se ha demostrado que los programas educativos que enseñan a los pacientes a inhalar correctamente e informan sobre el uso y utilidad de medicamentos mejoran el cumplimiento terapéutico de los pacientes y ayudan a un mejor control del asma. "Las guías de práctica clínica, como la Guía Española de Manejo del Asma, señalan que entre el 90 y el 95% de la gente asmática que sigue su tratamiento adecuadamente llega a controlarse, por lo que se entiende que si existe un gran porcentaje de personas no controladas es porque no toman su medicación", resume este experto. "La frase que más repetimos por teléfono es que el asma es una enfermedad crónica y que la terapia prescrita por el profesional médico es para consumirla a largo plazo", apunta este neumólogo, quien lamenta que ahora con la llegada del verano muchos asmáticos abandonan el tratamiento y se toman "vacaciones terapéuticas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios