Tecnología

La ecografía portátil mejora la seguridad en intervenciones de cirugía plástica

  • El desarrollo de equipos portátiles de ecografía que pueden conectarse a un móvil o tablet está transformando muchos ámbitos de la medicina

  • Su aplicación en cirugía estética permite, entre otros aspectos, mejorar la seguridad de las intervenciones y la revisión de los implantes 

El doctor Miguel G. Bravo es especialista en cirugía estética y reparadora. El doctor Miguel G. Bravo es especialista en cirugía estética y reparadora.

El doctor Miguel G. Bravo es especialista en cirugía estética y reparadora. / M.G.

La ecografía portátil está cambiando y abriendo nuevas posibilidades en muchos ámbitos de la medicina. El desarrollo de tecnologías más manejables está posibilitando su aplicación en ámbito de la cirugía plástica y la medicina estética. Disponer de un ecógrafo que cabe en el bolsillo de la bata y que puede conectarse fácilmente a un móvil facilita muchos procesos. Según explica el doctor Miguel Gómez Bravo, especialista en cirugía plástica y reparadora de Cirumed Clinic, "hasta ahora la ecografía se basaba en aparatos muy caros y grandes y lo que conocíamos como ecografía portátil era un maletín muy pesado y aparatoso que iba acompañado de un carro". Ahora, "compañías como Philips han desarrollado herramientas muy manejables, con un interfaz muy práctico, que puedes llevar en la bata y utilizar prácticamente con una sola mano y que pueden convertirse en el fonendoscopio del Siglo XXI".

Según el experto, en el campo de la cirugía estética, sus aplicaciones y ventajas son muy amplias. "En mi caso, por ejemplo, ayuda a revisar un implante de mama y ver lo que necesito a través de una ecografía precisa. En otros tiempos hubiera derivado a la paciente a otro centro a que le hagan una ecografía y es posible que el radiólogo no tenga experiencia concreta con implantes de mama o no está familiarizado con la intervención quirúrgica que se le ha practicado a esa paciente. Para nosotros es importante hacer seguimientos tras la operación y comprobar bien cómo se ha comportado un implante", afirma. Además, el experto también destaca la valoración de posibles complicaciones post quirúrgicas, como evaluar seromas o hematomas que puedan requerir drenaje.

Asimismo, "ahorra mucho tiempo tanto para el paciente como para el cirujano; el médico en las urgencias suele dar una información a pie de cama muy rápida, se necesitan ver cosas urgentemente y esto permite contar con imágenes de calidad inmediatamente". Para el doctor Gómez Bravo, hay cierta discusión entre especialidades y puede haber radiólogos que vean invadidas sus competencias. "La inmensa mayoría de los radiólogos con experiencia confirman que esto es una ayuda que puede rebajar la presión asistencial y evitarles tareas o procesos innecesario y ahorrar tiempo. Del mismo modo, podemos trasladarles consultas sobre cuestiones que no podemos resolver nosotros tras una primera ecografía".

El doctor Bravo defiende sus beneficios tanto para cirujanos como para radiólogos. El doctor Bravo defiende sus beneficios tanto para cirujanos como para radiólogos.

El doctor Bravo defiende sus beneficios tanto para cirujanos como para radiólogos. / M.G.

Entre otras aplicaciones en este área, estas tecnologías permiten al cirujano observar bien el tejido donde va a infiltrar ácido hialurónico o colágeno; o tener más información en intervenciones de transferencia de grasa a pecho y a glúteos. "Es muy útil para la seguridad del paciente. Evitar embolismos de ese tejido y posibles consecuencias mayores que eso pueda tener. El uso de la ecografía portátil para evitar esas complicaciones y tiene muchas ventajas. El reto actual está en democratizar su uso y que todos los médicos puedan llevar un ecógrafo como si llevaran un fonendo".

Además, este tipo de herramientas es muy útil a la hora de comprobar el estado de los implantes. "Los implantes tienen una garantía de por vida, pero eso no implica que no haya que revisarlos. Según las recomendaciones de las sociedades científicas lo aconsejable es realizar, a partir de los dos años, una revisión anual mediante ecografía".

También en el campo de la cirugía reconstructiva, el doctor destaca que "la aplicación del Doppler permite planificar mejor los colgajos que vayamos a utilizar para la reparación de estructuras dañadas por accidentes o de causa oncológica o congénita al poder valorar el estado de los vasos sanguíneos que van a nutrir ese tejido". Por tanto, "se trata de poder realizar intervenciones más seguras y con más facilidad a la hora de hacer previsiones y evaluar preoperatoriamente algunos de los aspectos de cada cirugía", resume.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios