Salud

Un estudio desmiente que la cerveza sea perjudicial para adultos con obesidad

  • La ingesta de bebidas fermentadas incrementa el colesterol y reduce el estrés oxidativo a nivel sistémico.

Un mapa de las cervezas preferidas por los españoles desata la polémica en Twitter Un mapa de las cervezas preferidas por los españoles desata la polémica en Twitter

Un mapa de las cervezas preferidas por los españoles desata la polémica en Twitter

Dentro de la trigésimo segunda jornada catalana sobre la hipertensión arterial y la vigésimo sexta reunión de la sociedad catalana de hipertensión arterial y riesgo vascular, se ha hablado sobre la cerveza, negando que sea perjudicial para adultos que presenten el grado de obesidad. Es todo lo contrario, la ingesta moderada de cerveza podría mejorar la salud cardiovascular en éstos.

La profesora Lina Badimón, directora del programa ICCC Cardiovascular del IR-Hospital de la Santa Cruz i Sant Pau de Barcelona y miembro del consejo superior de investigaciones científicas y de la Universidad Autónoma de Barcelona, ha impartido una ponencia en este evento celebrado en la ciudad condal, en el que ha hablado sobre el beneficio del consumo moderado de bebidas fermentadas y su posterior efecto en la salud cardiovascular.

Según un estudio publicado en la revista científica Nutrients, afirma que la ingesta de cerveza además de ayudar a reducir los factores tradicionales de riesgo cardiovascular, también ejerce un efecto protector de forma directa sobre los vasos sanguíneos. La profesora Badimón, señala que "el consumo moderado de cerveza se podría asociar con efectos positivos en la función de las HDL (colesterol bueno), que aumentan su capacidad de proteger contra la oxidación de las LDL (colesterol malo), y mejoran el transporte reverso del colesterol que puede evitar la deposición de lípidos en la pared del vaso sanguíneo".

El estudio consistía en la división de dos grupos de participantes. Ambos grupos consumieron durante cuatro semanas cerveza tradicional y, posteriormente, cerveza sin alcohol o al revés. En definitiva, los dos grupos consumieron los dos tipos de cerveza en distintos periodos sin mostrar alteraciones en la presión arterial o la frecuencia cardíaca, algo que no ocurre en casos como la ingesta excesiva de alcohol.

La pregunta de siempre: ¿La cerveza engorda?

Según el estudio, dentro de lo que engloba a personas que padecen sobrepeso y con endotelio funcional, al ingerir de forma moderada cerveza -tanto si es la tradicional como la sin alcohol-, no se produce ningún tipo de alteración. Tan solo se observa que podría aumentar el colesterol aunque puede también reducir el estrés oxidativo a nivel sistémico.

La profesora Badimón hace hincapié en que más del 60% de los españoles padece de sobrepeso y obesidad, con un 40% y un 20% respectivamente, siendo los catalanes los que presentan una de las tasas más bajas de todo el país con una media del 15,5%.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios